Mostró la chapa

juagdores

Nacional puso en la cancha el peso demoledor de su equipo en el segundo tiempo para definir una serie complicada ante un Olimpia que dio batalla y lo llevó al quinto juego, pero en este último, y salvo en el segundo cuarto, fue ampliamente superado por el Tricolor, que cerró el partido con un contundente 84-58 (26) que lo puso entre los cuatro mejores de la Liga 2018-2019.

Por Nacho Malan

El partido comenzó parejo, intenso y con mucho nerviosismo de parte de ambos equipos dada la importancia de lo que se estaba jugando. De a poco, el Tricolor, con Danridge como abanderado y con la colaboración de Izuibejerez que entró desde el banco poniendo dos bombas desde el perímetro; logró sacar ventajas y cerrar 6 arriba el primer chico (24-18). En el Olimpista se destacó Dickson en el goleo con 9 puntos.

El segundo cuarto fue casi todo del equipo de Colón, que luego de una primera conversión tricolor puso un parcial de 13-0, con gran movilidad en juego de ataque y cerrándole a su rival todos los caminos al aro. Con Dickson como gran figura, Olimpia pasó de largo en el score, pero sobre el cierre se dio una reacción del equipo de Fernández que le permitió recuperar parte del terreno perdido en el juego e irse al descanso largo en ventaja (35-33).

En el tercer cuarto lo quebró el Tricolor que arrancó con todo, poniendo un parcial de 13-2 en los primeros 5 minutos. El conjunto de Jauri no fluyó, no pudo correr la cancha y se quedó sin gol. Nacional ajustó marcas, no le dejó nunca al Olimpista correr la cancha y esa fue la clave en el juego, cerrando el cuarto con una importante ventaja de cara al cierre del partido (58-47).

En el tramo final, el Tricolor siguió aumentando ventajas ante un Olimpia que de a poco bajó los brazos. El equipo de Fernández se mostró sólido y con confianza, sabiendo que el partido no se le escapaba. Con esta gran victoria, Nacional se metió en semifinales por segunda temporada consecutiva, pero esta vez con la chapa de candidato que no tenía la Liga anterior y la gran ilusión de su hinchada de conseguir el mayor lauro.

ESTADÍSTICAS

Por cuartos: 24-18, 35-33 y 58-47.

Jueces: Adrián Vázquez, Enrique Ferreira y Martín Fernández.

EL MVP

Tony Danridge fue la gran figura de la noche. Siempre aparece cuando el equipo más lo necesita y en este encuentro definitorio no fue la excepción. Con 26 puntos fue el goleador del encuentro y fue siempre una pesadilla para la defensa olimpista.

GALERIA MARCOS FERREIRA