Se despertó el campeón

Luego de dos duras derrotas en fila, San Lorenzo recuperó la memoria y aplastó como local 102-74 (28) a Olímpico. Los de Boedo son los cómodos líderes con veintidós partidos ganados y tres perdidos; seis por encima de Instituto, su inmediato perseguidor.

Tras un período inicial parejo (26-23), los dirigidos por Gonzalo García ajustaron en defensa, su ofensiva siguió fluyendo y colocaron un 31-15 en el segundo para irse 19 arriba al descanso largo (57-38). Luego del mismo, los locales no sacaron el pie del acelerador y siguieron aumentando la diferencia.

Dentro de un goleo repartido, con seis jugadores en el doble dígito, Jerome Meyinsse fue el máximo anotador del ganador con 14. En el perdedor se destacó Gelvis Solano con 15.

Mathias Calfani: 23 minutos, 8 unidades (4/4 dobles, 0/4 triples), 5 rebotes, 2 asistencias, 2 recuperos, 1 tapa y 1 pérdida.