El Tricolor dio la cara

juagdores

Nacional logró llevar su serie semifinal de la Liga 2018-2019 hasta el final, por 86-78 (8) ante un duro Aguada que dio batalla. El Tricolor justificó la victoria con un muy buen segundo tiempo donde logró ajustar las marcas para defender los embates rivales y tuvo, en diferentes momentos del partido, altos rendimientos individuales que le permitieron llevarse el punto en un partido que no tenía mañana para los intereses Albos.

Por Nacho Malan

El partido comenzó a gran ritmo, con Aguada imponiendo su impronta en base al juego perimetral, las facilidades que le entregó el fondo tricolor en la marca y un buen juego defensivo que le impidió a su rival encontrar fácilmente el lanzamiento. Este panorama obligó a Fernández a pedir minuto cuando el partido estaba 21-14 a favor del rojiverde, esto hizo reaccionar al Albo que puso un 9-0 de la mano de De Groat (10) para irse arriba en el score al cierre del primer chico (21-23).

En el segundo chico reaccionó nuevamente el conjunto de Volcan, que ajustó las marcas y recuperó efectividad en el goleo con un gran trabajo de Davis. En el mejor momento tricolor y como sucedió en el partido anterior, Fernández realizó muchas variantes que desajustaron el equipo. El Aguatero ganó todos los rebotes, impuso su juego colectivo y se sintió muy cómodo en el partido, yendo al descanso largo con ventaja de 7 (44-37), mientras Nacional se quedó, no pudo correr la cancha y falló en las bolas divididas como en la mayor parte del partido anterior.

En el comienzo del tercero, Nacional puso un 7-1 para quedar a tiro del Aguatero, lo que obligó a Volcan a pedir un minuto para cortar la reacción rival. El resto del período transcurrió de forma muy pareja, con Aguada sacando algunas ventajas cortas que fueron absorbidas por el Albo vestido de rojo para la ocasión, lo que determinó un desenlace cerrado antes del último descanso con ventaja mínima del local (60-59). Muy buenos minutos de Feeley en el rojiverde y Danridge en el Albo que se pareció en algo al muy buen jugador que había mostrado ser en la fase regular.

Nacional arrancó el último período llevándose por delante a su rival, lo que trasladó al marcador con un 11-0 para sacar ventaja de 10, a lo que el Aguatero respondió rápidamente con un 7-0 para ponerse a tiro nuevamente. Cuando parecía que los errores del equipo de Fernández, que estuvo varias posesiones sin convertir, agrandaban al rojiverde que tampoco lograba sacar rédito de ese escenario, aparecieron las figuras de Batista y De Groat para estirar nuevamente la ventaja. El Tricolor ajustó las marcas, se mostró más agresivo en los rebotes y a pesar de sufrir un poco al final por deficiencia en tiros de la línea fácil y tener un rival que nunca se rindió, se llevó el punto que lo deposita en un último partido a matar o morir para definir el segundo finalista de la Liga 2018-2019.

EL MVP

John De Groat fue la gran figura ofensiva del partido conquistando 27 puntos (6 triples), apareció en momentos claves desde el perímetro e impulsó a su equipo a lograr una victoria impostergable. Para destacar en el juego defensivo la gran labor de Sarni, en especial en el segundo tiempo para limitar a Davis.