Lo llevo al séptimo

Por el sexto encuentro de la serie final de la Liga Uruguaya 2018-2019, Malvín derrotó a Aguada por 74-66 (8) y logró llevar la definición a un último y decisivo encuentro. Al igual que el partido anterior, marcó la diferencia en el juego y el score en el segundo tiempo para llevarse con autoridad el punto que necesitaba para provocar el partido que coronará al campeón.

Por Nacho Malan

El primer período comenzó muy parejo e intenso, con ambos equipos queriendo imponer su juego. En ese marco, el Playero logró sacar 4 de ventaja, pero sobre el final del cuarto, con gran perfomance de Graham (10 puntos), el Aguatero puso un 8 a 2 para irse al primer descanso un doble arriba (17-15). Fue muy importante el ingreso de Izaguirre en el juego defensivo y rebotes a raíz de que Thornton se cargó de faltas rápidamente.

En el segundo cuarto Aguada impuso el ritmo del partido, marcando muy bien las ofensivas rivales y aprovechando las oportunidades en ataque. Malvín se mostró nervioso y errático ante la férrea y efectiva defensa rival, lo que se traslució en el bajo puntaje del equipo en el primer tiempo. Cuando el rojiverde sacaba una ventaja importante de 11 (35-24) y parecía seguir de largo, apareció Mazzarino con 5 puntos claves para acortar la distancia e irse al vestuario a 6 de su rival (35-29). La figura ofensiva de la primera etapa fue Graham (14 puntos) y en la pintura fue fundamental la incidencia de Izaguirre, sobre todo para dar solidez a la faz defensiva. En el conjunto de López no hubo grandes destacados.

En el tercer chico, el Azul salió con personalidad y firmeza a dar vuelta el partido, con un Blair que debajo del aro se hizo imparable y una defensa que se ajustó impidiendo que su rival pudiera encontrar los caminos al gol con la facilidad de la primera etapa. En cambio, el conjunto de Volcan no pudo fluir en ofensiva y comenzó a perder la eficacia en la retaguardia, especialmente en la pintura. En este contexto, la diferencia del período fue de 14 para irse el Malvinense al último descanso 8 arriba (53-45) con un parcial de 13-5 en rebotes.

En el período final, Malvín no tuvo problemas para mantener e incluso ampliar la diferencia, con el manejo de los hilos del juego por parte de Cabot, que otra vez mostró la clase que tiene, la presencia de Hatila en la pintura y el goleo de Blair y Millsap. En cambio, el Aguatero estuvo totalmente desconcertado, sin juego ni gol, no pudo ponerse nunca en partido y dejó gran preocupación en su hinchada de cara al partido definitorio. El campeón quiere repetir la faena del año pasado y llevó la serie a una final sin mañana donde tendremos al nuevo campeón.

EL MVP

Es difícil elegir una figura dentro de un equipo que funcionó muy parejo en todas sus líneas, destacamos a DeJuan Blair con 17 puntos y 13 rebotes, siendo fundamental en el tercer cuarto, donde Malvín remontó el score y comenzó a sacar la diferencia que le dio tranquilidad al final. Para destacar, además, el manejo de juego de Cabot y la influencia de Hatila en la pintura.