MVP: Mefui y Volví Potenciado

Andrew Feeley fue el MVP de las finales donde Aguada se consagró como campeón. El extranjero, que se fue y volvió, demostró estar a la altura para disputar la etapa decisiva del torneo.

Su salida había sido más que polémica, Aguada lo había cortado tras ganarle el clásico a Goes en la última pelota; ¿quién había anotado el doble? Si, Feeley. La decisión sorprendió a propios y extraños. Varios partidos después, tras no encontrar al jugador indicado, el foráneo iba a volver.

En la serie final fue el líder del equipo, sacando la cara en los peores momentos. Finalizó con grandes números, promediando en cuatro encuentros un doble-doble de puntos y rebotes; marcando en dos partidos 23 puntos y bajando 14 rebotes, mientras que los otros fueron 12 y 14 los puntos, 11 y 10 los rebotes.

En general, promedió en siete partidos de la serie final 14.5 puntos, 9.1 rebotes, 3.1 asistencias. En la temporada en general fueron treinta y cinco partidos los que disputó entre su primer y segunda etapa en el rojiverde, donde sus números fueron de 13.4 puntos, 6.8 rebotes y 2.1 asistencias.