«Siento alegría, más que por el resultado deportivo, por los jugadores»

Miguel Volcan, DT campeón con Aguada, habló después de la coronación con la felicidad y la emoción a flor de piel, a minutos de haber obtenido su primer título de Liga Uruguaya.

Por Nacho Malán

Consultado sobre sus primeras sensaciones luego de haber conseguido el objetivo, expresó: «Siento alegría, más que por el resultado deportivo, por los jugadores. Me encontré con un grupo con una ética de trabajo genial, tuvimos dificultades en la dinámica, con los extranjeros, la lesión de Demian que son cosas que pueden pasar, pero después logramos un concepto de unidad muy bueno, una gran química con el cuerpo técnico y relaciones que trascienden el hecho del resultado deportivo. Agradecido también a los dirigentes por haber confiado en mi, al empuje de la gente y especialmente a Fernando Cabrera que comenzó la temporada».

Respecto a las claves que llevaron al rojiverde a lograr su novena estrella, dijo: «Empezamos el 16 de febrero, tuvimos unos diez días para trabajar, cambiamos los estándares de rendimiento, hicimos entrenamientos de alta intensidad entrando en otra dinámica de trabajo como en equipos que he entrenado en otros países, tuve la respuesta de la mente y el corazón de ellos y eso nos permitió avanzar, más allá de algunas dificultades de dinámica y entendimiento del juego, pero la unidad del equipo estuvo por encima de todo, y después lo que yo les digo el medio paso, ya que el año pasado se quedó con el medio paso. Yo creo en la mentalidad del proceso, si vos te acostumbrás a dar lo mejor día a día y en cada momento, vos mismo te vas elevando tus estándares de rendimiento. Del otro punto de vista la química de juego y hoy tuvimos ese medio paso que no está en el juego ni las piernas, está en la mente y en el corazón lo que este grupo de jugadores lo tuvo«».

En lo que hace referencia a la charla del descanso largo, teniendo en cuenta que los últimos dos puntos ganados por Malvín se generaron en el desequilibrio en el tercer cuarto, manifestó: «Les dije justamente que no habíamos tenido ese medio paso, porque hay un juego inconsciente cuando vos sabés que tenés un round más, Malvín en el 1-3 y 2-3 no tenía un round más y respondió bárbaro, hoy era uno u otro y en esta instancia de presión el equipo logró el medio paso que está en la mente y en el corazón, en ese deseo de ganar, más que había algunos jugadores del año pasado que habían perdido la final».

Para finalizar, le dejó un mensaje a la gran hinchada aguatera que acompañó toda la temporada y en gran número como es costumbre y una conclusión del espectáculo vivido: «Fue genial la hinchada, la pasión bien conducida genial. Yo la mayoría de las cosas las hago con pasión, hasta descansar con pasión. La pasión es la que te moviliza, es el motor del hacedor, yo entreno basquet por pasión, no por otra cosa, es mi motor. Y algo que repito es que se pueden hacer cosas como en el Antel Arena, organizada y civilizadamente, sin problemas y con la pasión a full. Esto puede ser algo para replicar en otras organizaciones, otros deportes, otro lugar, ordenadamente se puede hacer», concluyó.