«La hinchada de Peñarol es única y es hermoso todo lo que alientan»

Una vez finalizado el encuentro entre Peñarol y Tabaré, en el cual el conjunto aurinegro logró la victoria, Agustín Bó conversó con Agustín Zuvich.

«Muy contento por la victoria. Nos costó mucho encontrarle la vuelta al partido pero jugamos un muy buen segundo tiempo y nos quedamos con el punto», comenzó expresando.

Al ser consultado sobre las claves para poder lograr el triunfo, comentó: «Anulamos por grandes momentos sus puntos altos. Venían siendo importantes tanto Facundo Medina en el perímetro como Diego Tortajada en la pintura. Hasta el inicio del último cuarto, venían con malos porcentajes por lo que hasta ahí pudimos lograr uno de los objetivos. Además, cuando Tabaré se acercó en el marcador, mantuvimos la tranquilidad y confiamos en nuestro trabajo».

«Arrancamos muy intensos, abrimos la primera ventaja del juego pero ellos a medida que los minutos pasaban nos levantaron el partido con jugadores que no es normal que anoten tantos puntos. En el juego anterior casi ni tiraron y hoy justo se les abrió el aro», mencionó al ser consultado sobre lo que ocurrió en el primer tiempo.

Acerca de lo que conversaron en el entretiempo y que correcciones realizaron, expresó: «Nos dimos cuenta que teníamos que ser intensos en ambos costados de la cancha y presionar más arriba para dificultarles la salida. A partir de ahí, robamos varias pelotas y pudimos correr la cancha».

«Sabemos que el Metro es así. Los equipos juegan con más garra y corazón que con juego. Las hinchadas se van a venir arriba y van a protestar cada incidencia», mencionó acerca de lo friccionado y protestado que fue el encuentro.

Junto con el extranjero Khapri Alston formaron una dupla de lujo y sacaron diferencias en la pintura: «Al tener a Khapri como compañero de pintura las cosas se facilitan y la cancha te queda más abierta porque el atrae mucha gente adentro. De a poco nos vamos a ir entendiendo más y más. A lo que tenemos un plantel muy largo, cada uno de nosotros tiene que estar preparado para jugar con quien sea y no depender de la presencia de uno en particular».

«Me estoy sintiendo muy bien. Me recibieron muy bien y hay un grupo de muy buenas personas antes que jugadores. Ellos venían de un estilo de juego el cual las incorporaciones debíamos acoplarnos y lo estamos haciendo de la mejor manera posible», comentó sobre su adaptación al equipo.

La hinchada de Peñarol volvió a colmar el estadio, en este caso el gimnasio de Tabaré, y alentaron durante los cuarenta minutos de juego: «Como para todo jugador, eso te levanta un montón. Un martes frío si los hay, por un partido del Metro y la gente de Peñarol agotó las entradas. Esta hinchada es única y es hermoso todo lo que alientan. También me gustaría destacar a la parcialidad de Tabaré, le dieron color a su tribuna y alentaron a su equipo».