Salva-Alston el invicto

Peñarol derrotó como local a Miramar en cifras de 84-73 (11) y se mantiene invicto luego de cuatro presentaciones. El Carbonero encaminó el juego a su favor en el cierre del tercer cuarto liderado por Zanotta y mantuvo la ventaja en el último con Alston como figura.

Los dirigidos por Castrillón comenzaron mucho mejor el encuentro, con un Alston determinante en el juego interno, corriendo la cancha y con buenos porcentajes de tres puntos y se llevaron el primer chico 25-9. En el segundo, el Monito cambió la pisada, con Trelles como gran figura, más el aporte de Riauka y Viotti, logró encadenar un parcial de 0-21 en 4:30 minutos para irse 6 arriba al descanso largo (38-44).

El arranque de la segunda mitad repitió la tónica de la primera, con el conjunto Aurinegro sumamente superior. Un gran trabajo defensivo que dejó a Miramar más de 5 minutos sin convertir y en ataque, el peso de Alston en la pintura y aportes de Asaravicius que revolucionó el cuadro lideraron un 14-0 que le devolvió 8 de ventaja al Manya (52-44). Los dirigidos por Yaquinta contestaron con un rápido 0-8 para igualar las acciones, pero luego Zanotta tomó las riendas del encuentro y con 6 puntos y 2 asistencias le devolvió la ventaja a los dueños de casa. En el último, Peñarol mantuvo la intensidad defensiva, lastimó en la pintura con las conversiones de Alston y tomando muchos segundos tiros y terminó definiendo con el partido con un par de minutos de aniticipación.

EL MVP

Salvador Zanotta fue fundamental para que el conjunto Carbonero se distanciara definitivamente en el marcador en la segunda mitad. El escolta finalizó con 18 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias. Kyle Alston también fue determinante en el juego interno, con un rendimiento parejo a lo largo de todo el partido. El interno anotó 26 tantos, bajó 14 rebotes y recuperó 4 pelotas.

ESTADÍSTICAS

Por cuartos: Peñarol 25-9, 38-44, 62-55, 84-73.
Jueces: Gonzalo Salgueiro, David Nadruz, Martín Guberna.