Otra imágen ofensiva

Uruguay cerró su gira por Brasil con derrota ante el local en Belem por 103-82 (21). De esta forma, esta primera etapa de Edgardo Kogan al frente de la Selección se cierra con un total de ocho partidos entre oficiales y amistosos internacionales, de los cuales se ganó uno (México) y se perdieron siete (Argentina y Brasil en dos oportunidades, República Dominicana, Puerto Rico y Venezuela). También se disputó un amistoso informal ante Venezuela en Lima que cerró con triunfo de la Celeste previo al inicio de los Juegos Panamericanos.

El juego de ayer lo marcó el comienzo de 12-0 a favor del local en los primeros dos minutos. De ahí en más, Uruguay de la mano de Moglia en ofensiva (cerró con 7/8 en triples, más allá que la estadística del juego dice otra cosa), más Vescovi de gran partido y lo que batallaba Borsellino en el bajo, se las rebuscó para ser medianamente competitivo. A pesar de las diferencias claras entre estos dos equipos, ofensivamente los de Kogan mostraron una de sus mejores caras y por eso el juego se hizo dinámico y entretenido.

Las diferencias siempre estuvieron, el partido tuvo mucho de exhibición, pero sirvió para resaltar el trabajo de Vescovi y Moglia que a lo largo de todos los amistosos y juegos oficiales son las dos caras nuevas que se ganaron un lugar para el futuro.

ESTADÍSTICAS

Por cuartos: Brasil 35-27, 57-40, 83-57 y 103-82