Hazaña brasileña

En un partido con un final para el infarto, Brasil venció a Grecia y clasificó a la próxima ronda. Por su parte, los griegos pelearán por la clasificación en la última fecha contra Nueva Zelanda, que hoy derrotó a Montenegro.

Brasil 79 – Grecia 78

Los brasileños dieron vuelta un partido increíble, en el cual llegaron a perder por 17 en el segundo chico. El final fue para el infarto. Un doble de Varejao y un libre de Barbosa, dejaron el score 79-76 con 4 segundos por jugar. Los helénicos repusieron de fondo y Louzada le cometió falta a Sloukas cuando iba a lanzar desde la mitad de la cancha. El base encestó los dos primeros pero su tercer intento, fue barrido por Caboclo luego de rebotar en el aro y el triunfo quedó en manos norteñas.

Por cuartos: Brasil 15-19, 30-40, 56-53, 79-78.
Goleadores: Anderson Varejao fue la figura del espectáculo con 22 unidades y 9 rebotes. En el perdedor se destacó Georgios Printezis con 20.

Nueva Zelanda 93 – Montenegro 83

El quiebre del juego se dio en el arranque del último chico, donde los oceánicos colocaron un parcial de 17-4 para sacar 12 de ventaja a falta de 4 minutos.

Por cuartos: Nueva Zelanda 31-26, 53-44, 66-65, 93-83.
Goleadores: Corey Webster se llevó todos los aplausos con 25 tantos, 6 rebotes y 7 asistencias. Por el lado montenegrino, Nikola Ivanovic lideró la ofensiva con 18.