El viejo y el enano

Argentina venció a Serbia en cifras de 97-87 (10) y se metió en las semifinales de la Copa del Mundo. El equipo del Oveja Hernandez jugó con una gran intensidad los 40 minutos, liderado por Scola y Campazzo logró superar al candidato al título.

Argentina jugaba un primer tiempo perfecto, en el inicio se complicaba con las faltas de sus internos, pero con compromiso defensivo lo llevaba a su manera. Una orquesta asistidora de Facundo Campazzo, en ofensiva aportaban todos para estar al primer descanso 25-23. Vildoza saltaba desde el banco para quemar las redes desde los 6.75, Laprovittola hacía lo propio y la albiceleste pese a la gran rotación de su plantel se iba al complemento con ventaja de 5.

En el tercer cuarto Serbia subía la intensidad, encontraba el tiro exterior y con Jokic en la pintura se ponía a tiro. Pese a ello Argentina con grandes minutos de Garino estaba 68-67 a falta de 10 minutos. El último cuarto tenía una intensidad de locos, los dirigidos por Hernandez iban a abrir 11 puntos a falta de 2:30 minutos. Scola gigante en la pintura, Campazzo dirigía los ataques para dejar a Serbia en jaque. Argentina contra todos los pronósticos conseguía la hazaña, Campazzo, Scola, Laprovittola con un cierre de partido espectacular metían a la albiceleste entre los mejores cuatro del mundo, eliminando al favorito.

ESTADÍSTICAS

Por cuartos: 25-23, 54-49, 68-67, 97-87.

MVP

Luis Scola y Facundo Campazzo fueron las grandes figuras del partido. El interno finalizó con 20 puntos y 5 rebotes, muy bien acompañado por el base quien se despachó con 18 tantos y 12 asistencias.