Duelo de uruguayos para Ferro

Comenzó la temporada en la Liga Argentina para Ferro y Obras. En Caballito fue triunfo del local 74-68 (6) en un juego con presencia uruguaya.

En el ganador, Theo Metzger estuvo 6 minutos en cancha, no anotó puntos (lanzó un triple) y bajó un rebote.

Emiliano Serres estuvo casi 10 minutos del lado de Obras sin puntos (0/2 en triples) y 3 rebotes; mientras que Ignacio Xavier ingresó 1:27 en el tachero.

Por Ferro Prensa

El encuentro comenzó errático, hasta que Spano, con un triple destrabó el 2-2 inicial. A partir de allí el partido cobró dinamismo, y Ferro estiró la distancia a siete (11-4) para el primer tiempo muerto de la noche por parte de la vista. Laginestra movió el banco ante las ausencias de Massarelli (distensión en el gemelo derecho) y Kennedy (no llegó el pase), Bettiga y Metzger respondieron. Barral no estuvo en la visita por una molestia muscular. De esta manera el local cerró un buen primer cuarto 16-9 con 12 rebotes y 4 asistencias de Hernández.

En el segundo cuarto, el capitán, se adueñó de la pintura y llevó la distancia a once (20-9) con 10 puntos, cuatro rebotes y tres asistencias en su haber, en 12 minutos de juego. Ferro manejaba el ritmo del partido, pero a medida que avanzaba el reloj, Obras se acomodó en defensa y al local le costó más encontrar el aro. Laginestra rotó sus jugadores, pero los dirigidos por Gregorio Martínez  movieron la bola y a través de su primer triple, se pusieron 27 iguales a falta de 1:39. Con dos libres de Hernández, el local se fue arriba 29-27 el primer tiempo.

Los de Caballito volvieron a salir con todo en la segunda parte, tomaron distancia, pero triples de Goulbourne (9 puntos en cinco minutos del parcial) y de Montero pusieron las cosas 45-42 hasta que un tiro desde afuera de Marín retornó el match a diferencia de seis. El pleito se emparejó, Montero, Fernando Zurbriggen y Goulbourne levantaron al Tachero. La visita se puse a uno en varias ocasiones, pero enfrente, Ferro presionaba en toda la cancha. Con siete puntos de Spano en el cuarto, ocho de Marín y nueve de Hernández, Oeste volvió a marcar territorio para irse 60-52, con un exquisito triple de Orresta sobre la chicharra del tercer cuarto.

Martínez, que ya no contaba con Barbotti por cinco faltas, probaba variantes en ofensiva. Pero cada vez que el equipo de Núñez se acercaba, algún jugador local encestaba desde afuera; sino era Thomas, era Spano, sino era Marín, era Orresta, a pesar de que, en líneas generales, no fue una buena noche en el perímetro. La lucha entre las camisetas verdes y las amarillas era constante, a tal punto que en el último cuarto, cuando quedaban cinco minutos y el local estaba arriba por un triple, lo que se imponía eran las defensas, y el parcial del cuarto era 8-7 para la visita. La figura del joven, pero ya consagrado Toto Spano, seguía en ascenso y ayudó en la definición del encuentro en los últimos minutos. Finalmente se lo llevó Ferro 74-68 con un gran despliegue de juego colectivo. La lucha de Hernández, la precisión de Spano y la soltura de Thomas, para resolver en los momentos claves donde Obras se acercaba, fueron clave durante la noche.