«Peñarol tiene una hinchada hermosa»

Juan Wenzel, pieza fundamental en el ascenso de Peñarol a la Liga Uruguaya 2020-2021, conversó con nosotros sobre lo que fue una durísima temporada.

¿Qué balance podés realizar de la buena y a la vez sufrida temporada que tuvieron? 

Fue un campeonato muy duro, en el que todo nos costó una enormidad y me siento muy orgulloso de haber podido lograr este logro. Nadie dijo que iba a ser fácil, todo lo contrario, en el torneo de ascenso todo cuesta el doble o quizás el triple que en la Divisional Tercera de Ascenso. Lamentablemente sufrimos un par de acontecimientos que hubiera preferido no atravesar pero el equipo mostró carácter y actitud para salir adelante.

Peñarol sufrió durante el transcurso del certamen una sucesión de cambios importantes dentro del equipo, ¿cómo vivió el grupo esos momentos? 

Fueron momentos muy difíciles y poco agradables de vivir para el equipo. A nadie le gusta alguien sea despedido por distintos motivos de su trabajo y menos una muy buena persona como lo es Diego Castrillón. En cuanto a la salida de Khapri Alston, no tengo nada para decir, la familia es lo más importante y entendimos su situación.

Por si fuera poco, en la última parte del torneo sufrimos la baja por lesión de Damián Blazina y el equipo quedó con una rotación bastante corta.

¿Cuáles fueron las claves para poder lograr el ascenso?

Más allá de todas las dificultades que se nos presentaron, el grupo siempre se mantuvo unido en busca de lograr el objetivo que todos sabíamos cuál era. Nos apoyamos unos a otros cuando las cosas no salían y cada uno se esforzó al máximo día a día.

¿Qué sensaciones te deja haber logrado el ascenso vistiendo la camiseta de Peñarol?

Una alegría y felicidad enorme. Peñarol tiene una hinchada hermosa y estar festejando esto junto con ellos es divino. Nos acompañaron a todos los partidos, desde el primero hasta el último, por lo que les agradecemos mucho por el apoyo brindado.

Luego de veintidós años, Peñarol vuelve a estar en el círculo de privilegio de nuestro básquetbol, ¿qué importancia tiene eso para ustedes?

Sabíamos que teníamos esa linda responsabilidad de poner a Peñarol en el lugar que siempre debió estar y por suerte lo logramos. Sufrimos mucho para lograrlo pero no había forma más linda de terminar el Metro que de esta forma.

Peñarol mantuvo gran parte del equipo que logró el título en la Divisional Tercera de Ascenso, ¿pensás que eso fue importante desde un principio?

Si, sin lugar a dudas. También fue muy importante habernos reforzado con dos jugadores de jerarquía para la divisional e incorporar una ficha extranjera desequilibrante.

Ascendiste el año pasado con Capitol y ahora con Peñarol, ¿con cuál te quedas? 

Me quedo con ambos (risas). Ambos torneos de ascensos fueron inolvidables y tuvieron lo suyo.

¿Qué expectativas tenés para esta Liga Uruguaya con Capitol?

Otro desafío enorme en mi carrera para disfrutar y tomarlo con responsabilidad. Tengo muchas alegrías vividas en el club, una barriada divina que me adoptó hace diez años y me siento parte de ellos.

La directiva está haciendo un esfuerzo muy grande para conformar un plantel competitivo y estoy muy contento de integrar el plantel que va disputar la primera Liga Uruguaya en la historia del club.