Ingresó la denuncia

Ingresó una denuncia a la FUBB a raíz de los incidentes ocurridos la noche de ayer entre Aguada y Sayago. El fiscal Javier Miralles denunció los hechos en el siguiente comunicado.

En el mismo relata que los problemas comenzaron afuera entre parte de la parcialidad Aguatera y el personal dispuesto en la puerta. El generador de los disturbios fue identificado con nombre y apellido.

Luego de iniciar los problemas con la gente de la federación el mismo parcial comenzó su agresión a la gente de Sayago.

Luego de ocurrido todo esto, el problema se desencadenó en las imágenes gráficas que circulan en las diferentes redes.

La denuncia:

Por intermedio de esta nota, me dirijo a usted, para realizar una denuncia de violencia verbal ocurrida en la cancha de Aguada (Aguada-Sayago) hacia mi persona. La misma consta que cuando eran las 20.10hs me acerco al encargado de seguridad (Sr Richard) y le pongo de manifiesto que las puertas de ingreso de aguada estaban vacías, que un grueso de hinchas estaba a treinta metros, me parecía que les comentara que fueran ingresando, porque todo sabemos que después exigen más rapidez hacia los porteros y seguridad privada. Cuando empieza el partido y se siente el ruido del pitazo del árbitro y del lado de Sayago se acumula su gente para entrar, es ahí que deciden los parciales de aguada entrar en forma apurada y prepoteando a los trabajadores de recaudación. En ese momento yo me corro hacia atrás de los porteros y es cuando veo entrar a un aficionado apurado y queriendo eludir al portero le manifiesto que tenía que esperar su turno, es allí que empieza con insultos de parte del aficionado que es socio y le llaman toto Sarubí. Para su mayor identificación se pueden consultar las cámaras del ingreso donde se percibe el Sr Sarubí insultándome y pechándome en conjunto con 9 o 10 espectadores. La mismos piden tras insultos y empujones que el Sr. Sarubí ingrese sin su debida fiscalización de la entrada y su cedula de identidad.
Patean puertas atropellan a espectadores que estaban haciendo la fila para su ingreso, atropellan niños, damas y todo lo que se le cruce. Es allí que decido que no habían garantías para mis funcionarios de recaudación y les pido que se retiren de las puertas dejándolas en manos de la seguridad privada como la de aguada. Me molesto en ir hacia el lado de ingreso de Sayago, para advertirles que no había seguridad para sus compañeros, el Sr. Sarubí otra vez me increpo por lo sucedido antes, me empuja!, me hace gestos de agredirme en la cara!, me provoca varis veces, me pecha y me agrede verbalmente. Debo de decir que si no fuera por el Sr, encargado de Seguridad de Aguada (Sr. Richard y su compañero) yo no estaría redactando este informe.
Como no consiguió su cometido, empieza con los insultos y ademanes contra la parcialidad de Sayago que jamás propinaron ni un gesto, El Sr. Sarubí empezó agitar en conjunto con 10 más y alguno que observaban a distancia pero algún improperio se dijo. Es en ese momento que les digo a mis compañeros que dejaran entrar a la parcialidad de Sayago, ya que había damas y niños y se entornaba el ambiente muy pero muy agresivo. Es allí que la parcialidad de Aguada que serian unos treinta, empezó a emitir golpes, pedradas, a saltar en los autos allí estacionados.

Es allí que bajo hacia la cancha para comunicarme con los árbitros que no nos brindaba garantía la seguridad y que yo retiraba a mi personal. Desde abajo noto que estos parciales se habían metido a la tribuna de aguada dirigiéndose a la parcialidad de Sayago. Bueno hasta aquí ya no era mas agresión hacia mi sino hacia las dos parcialidades porque se metían y sembraban miedo entre todo lo que se movía; niños; gente de tercera edad; madres etc. no les importaba nada si eran de aguada o de Sayago. Los desmanes que se cometieron ya es notorios en videos y apreciaciones de público conocimiento.
De más esta decir que el club Aguada tomo todas las medidas necesarias para prevenir con sus parciales ya que estaba toda la parcialidad adentro y eran muy pocos que faltaban por entrar. Y si no fuera por la seguridad de Pretor en conjunto con la seguridad de los dos clubes, esto habría sido mayor o hubiese terminado en alguna desgracia.
Sin más saluda a usted atte.

Javier Miraballes Fiscal FUBB