Saldo más que negativo

Martín Aguilera sufrió una lesión temprana en el clásico entre Aguada y Goes. En el primer cuarto salió lesionado por una molestia en la pantorrilla y no volvió a ver acción en el partido.

Cuando apenas se llevaban jugados 2 minutos de partido, en una jugada en defensa, sintió el dolor. Inmediatamente pidió el cambio y pese a probarse en constantes oportunidades no volvió al rectángulo de juego. Incluso, las imágenes televisivas mostraron como se retiro al vestuario sin apoyar el pie.

Horas después, se confirmó que la lesión es un desgarro, por lo cual estará alejado de las canchas por tres semanas aproximadamente.