Año para el olvido

A nivel de clubes, el 2019 fue un año para el olvido en el ámbito internacional. Seis equipos participaron en los tres torneos que hubo (Liga de las Américas, Liga Sudamericana y Champions League) y solo uno logro pasar de fase una vez (Nacional en la Liga Sudamericana). En total, disputaron 23 encuentros y obtuvieron solamente 5 triunfos.

Liga de las Américas

Malvín fue el único equipo uruguayo que participó del torneo. Lo hizo del 18 al 20 de enero, quedando eliminado en la fase de grupos con un registro de 1-2. El Playero cayó 66-78 (12) frente a Atenas de Córdoba y 62-78 (16) ante Paulistano. Por último, ya eliminado, venció luego de dos alargues 106-97 (9) a Titanes de Barranquilla.

Nicolás Mazzarino fue el máximo anotador de los dirigidos por Pablo López con 16 tantos de media. Por su parte, Hatila Passos fue el de mayor eficiencia con un promedio de 14 puntos y 11.3 rebotes.

Liga Sudamericana

Tres conjuntos salieron a escena y solo uno logró clasificar a los cuadrangulares semifinales, que fue Nacional y lo hizo como uno de los mejores terceros.

Defensor Sporting viajó a San Pablo del 8 al 10 de octubre y se despidió del campeonato sin conocer la victoria. En su primer encuentro cayó 64-73 (9) con Ferro, luego fue vencido 62-68 (6) por Corinthians y por último perdió 75-84 (9) frente a Las Ánimas.

John De Groat fue el líder del Fusionado con 13.7 puntos y 6 rebotes por encuentro.

Malvín participó en el Grupo C, disputado en La Banda del 15 al 17 de octubre y corrió con la misma suerte que el elenco Fusionado, volviendo a casa con la eliminación. Perdió en el estreno 59-71 (12) con Pinheiros y luego cayó 62-75 (13) ante el local Olímpico. En el tercer encuentro venció 84-76 (8) a Leones de Quilpué.

Marcos Cabot, con 16.7 unidades por juego, fue el máximo anotador del elenco Playero.

El último en salir a escena fue Nacional, que lo hizo del 22 al 24 de octubre en San Andrés. Si bien terminó con el mismo registro que Malvín (1-2), el Bolso tuvo mejor diferencia de goles que el Playero (-9 y -17) y clasificó a la siguiente instancia como el mejor tercero.

Los dirigidos por Zylberzstein vencieron 77-64 (13) a los dueños de casa en el primer juego y luego cayeron 57-73 (16) ante Botafogo y 57-63 (6) frente a Salta Basket.

En la siguiente instancia, compartieron grupo nuevamente con Botafogo y Salta Basket y a ellos se sumo el local Olímpico de la Banda. El conjunto Tricolor nuevamente ganó un partido y perdió dos, pero en esta oportunidad quedó eliminado. El triunfo fue 73-67 (6) sobre Salta Basket en la última fecha, estando ambos equipos ya fuera de competencia. En sus primeras dos presentaciones, cayó 68-81 (13) ante Olímpico y 69-79 (10) ante Salta.

Kyle Austin fue el mejor exponente ofensivo del Bolso a lo largo del torneo, con una media de 15.3 tantos en los seis partidos.

Champions League

La primera edición de este campeonato, que llegó para reemplazar a la Liga de las Américas, contó con la participación de Aguada por ser el vigente campeón uruguayo y de Biguá, invitado luego de que Guaros de Lara se diera de baja. Más allá de que las aspiraciones de ambos equipos eran distintas, ambos tuvieron el mismo resultado final: eliminados en primera fase.

El torneo se dividió en cuatro triangulares y tres ventanas, en las cuales todos los equipos jugaban de local y visitante contra los otros dos.

El Aguatero disputó sus dos partidos de visitante en la primera ventana, cayendo holgadamente en el debut 61-87 (26) frente a Quimsa y luego ajustadamente 94-95 (1) ante Franca. En la segunda ventana, los dirigidos por Volcan recibieron a los argentinos y se quedaron con el triunfo 103-100 (3) luego de dos alargues. En la última, debían vencer a los brasileños para clasificar, pero sufrieron una paliza 50-88 (38) que los dejó eliminados. Cabe destacar que los de la calle San Martín reforzaron su plantel en las tres ventanas y que en el último encuentro no contaron con García Morales.

Lee Roberts fue el jugador más destacado 22.5 unidades y 7.5 rebotes de promedio en los cuatro partidos.

Por su parte, Biguá inició su camino en casa ante San Lorenzo y estuvo al borde de dar un batacazo histórico, pero terminó cayendo 91-97 (6) en tiempo suplementario. En la segunda ventana, nuevamente jugó en casa y perdió 90-92 (2) frente a Mogi das Cruzes. La única esperanza de clasificación para los dirigidos por Rovira era vencer a domicilio a los brasileros por tres puntos o más, pero fueron derrotados 76-91 (15). En su último encuentro, ya eliminados, perdieron 88-104 (16) frente al Ciclón en Boedo.

Storm Warren, con 19.3 tantos y 7.5 rebotes fue la figura de los de Villa Biarritz en el campeonato.