Tony suelto en el Parque

Trouville venció de visitante a Biguá en cifras de 87 a 82 (5) con una sobresaliente actuación de Anthony Danridge. El extranjero del Rojo de Pocitos finalizó con 40 puntos y fue imparable para la defensa del Pato.

Por Santiago Pernas

El inicio del partido fue favorable a Trouville en todos los aspectos. Con una gran intensidad ofensiva, defensiva y buen goleo de la mano de su perímetro, encabezados por el gran rendimiento de Antony Dandridge, el rojo de pocitos sacó rápidamente ventaja de doce puntos (16-4) ante un Bigua que estuvo flojo en defensa y muy entreverado en ataque. Warren y Santos, fueron los encargados de que la ventaja no sea mucho mayor colocando puntos en la pintura a favor del pato. Un adelanto de lo que sería el resto del partido.
El primer chico se fue favorable a los de Germán Fernández en cifras de 32 a 20.

Biguá intentó reaccionar insistiendo en la búsqueda de Warren en ataque y plantando una defensa zonal que no le dió mucho resultado. A Trouville le costó anotar en los primeros minutos que atacó la zona pero los dirigidos por Rovira estuvieron imprecisos en sus ofensivas y no lograron acortar la ventaja. Los de la calle Chucarro contaron con un gran ingreso de Manuel Mayora que jugó e hizo jugar a su equipo en el segundo cuarto, bien secundado por Gonzalo Iglesias que entró fino en su tiro exterior. El pato encontró puntos en manos de sus extranjeros pero no fueron suficientes para acortar la ventaja que soló descendió un punto con respecto al primer cuarto (52-39).

En el inicio del segundo tiempo, el equipo de Villa Biarritz mostró otra actitud, ajustó su defensa y le impidió a Trouville anotar fácil a través de sus sistemas ofensivos. El rojo consiguió puntos de ataques rápidos pero el partido ya no era el mismo. En ese pasaje, a pesar de no estar en su mejor noche, Salvador Zanotta condujo bien a su equipo y generando desde cortinas directas, puso la bola en manos de Santos que se adueñó de la pintura junto con Warren para achicar la ventaja a siete de cara al último chico (65-58).

El último cuarto fue vibrante. Biguá insistió con buscar a sus extranjeros en la pintura y logró encontrar los puntos que lo acercaban cada vez más en el marcador. Del otro lado Danridge era díficil de controlar. Ofensiva que asumía ofensiva que terminaba en conversión. A falta de tres minutos para finalizar el partido, el rojo de Pocitos cometió errores en la toma de decisiones en ataque y el pato no perdonó y pasó en el marcador (80-79) de la mano de cinco puntos claves de Martín Perdomo. Ante la arremetida de Biguá, Germán Fernández necesitaba buscar alguna alternativa en el banco. El gran acierto estuvo en devolver a la cancha a Manuel Mayora que colocó un doble y un triple para que su equipo vuelva a pasar en el marcador. Danridge volvió a asumir, Biguá estuvo a nada de conseguir empatar en manos de Warren pero falló y una posterior falta antideportiva liquidó la historia para Trouville.

Con esta victoria, Trouville continúa en la cima de la tabla con 12 partidos ganados y 5 perdidos. Mientras tanto Biguá queda con 9 ganados y 8 perdidos en la séptima posición de la Liga Uruguaya de Básquetbol.

MVP:

Anthony Danridge fue la figura indiscutida del partido. Lo intentaron frenar de todas las maneras posibles pero desplegó todo su repertorio ofensivo y anotó de tres, de media distancia, en el poste y atacando el aro. Cerró su descomunal actuación con 40 puntos, 4 rebotes y 2 asistencias en los 33 minutos que disputó. Erró tan sólo cuatro tiros de los veinte que tomó. Oficialmente encendido.

ESTADÍSTICAS:

Por cuartos: Trouville 32-20, 52-39, 65-58, 87-82.

Jueces: Andrés Lahule, Gastón Rodríguez, Martín Fernández.

GALERIA MARCOS FERREIRA