«Por parte de la institución no se cumplió con lo contractual»

En los últimos días, FIBA falló a favor de Mathías Calfani en su juicio contra San Lorenzo. Desde BC fuimos en busca de la palabra del jugador, para saber como vivió todo este proceso y que sensaciones le dejó.

En primer lugar, Mathías explicó la situación y por qué se dio: “El proceso de este juicio empezó hace un año aproximadamente, cuando yo estaba transitando el que terminó siendo mi último año en San Lorenzo. El motivo fue porque me debían parte de los premios del primer año (2016-17), todos los premios del segundo (2017-18) y después, cuando terminó la Liga 2018-19, se sumaron todos los premios del tercer año y un par de meses de sueldo de esa misma temporada. Terminó siendo una sumatoria de cosas, pero se venía en falta hace tiempo”.

Luego, comentó las sensaciones que le dejó dicho juicio: “Hoy tengo un sentimiento agridulce. Dulce porque el tiempo y FIBA nos dieron la razón y se hizo justicia. Demostramos que no estábamos mintiendo, que fuimos con la verdad y llevamos pruebas de ello. Agrio por la forma en la que se dio. Estaba transcurriendo lo que terminó siendo mi último año en San Lorenzo, pero yo no sabía si iba a serlo. Siempre tuve la intención de continuar en el club y estar ahí, pero era difícil para mí quedarme, seguir confiando y pensando que se iba a resolver cuando dos años atrás no fue así”.

El artiguense también agradeció a toda la gente de San Lorenzo, tanto empleados del club como hinchas: “Yo siento que di todo por el equipo, por el club y por la gente, que me ha dado todo también. Para con ellos, tanto los hinchas como los que trabajan para que el club funcione, solo tengo palabras de agradecimiento. Pero lamentablemente esto es un trabajo y por parte de la institución no se cumplió con lo contractual, desvalorizando todo el laburo y sacrificio”.

Luego agregó: “He jugado muchos partidos lesionado, he jugado con nervios, con cansancio, con sufrimiento. La noche que nace mi hija, al día siguiente estaba jugando y no lo pensé dos veces porque sabía que era lo que tenía que hacer. Podré haberlo hecho bien o mal en muchas oportunidades, pero siempre di todo para el equipo y eso es lo que me deja tranquilo. Esa fue mi forma de intentar devolverle al club y a la gente el cariño y el amor que siempre tuvieron conmigo”.

Finalmente, hizo referencia a como seguirá el tema: “Ahora tenemos que esperar los pasos a seguir que determine FIBA”.