LUB 2013/14: Llegó el tri playero

Malvín iba a quedarse con su tercer Liga Uruguaya de su historia nuevamente bajo el mandato de Pablo López. Un formato que se repetía integrando a 17 equipos del interior, coronando al Playero una vez más como el ganador.

Sistema de disputa

Por la capital, se iba jugar una ronda con localía sorteada para determinar los clasificados a Súper Liga (1 al 8) y los que jugaban Reclasificatorio (9 al 15).

Ambos tras arrastrar la mitad de los puntos jugarían dos rondas entre sí, en el Reclasificatorio los últimos 3 bajan, los restantes 4 peleaban un pasaje a octavos ante los del interior. En la Súper Liga los primeros 4 avanzaban a cuartos de final directo, mientras que del 5 al 8 jugarían octavos con ventaja 1-0.

En el litoral norte (Paysandú y Salto) y el litoral sur se jugarían dos ruedas local y visitante. Los primeros 2 del sur se medían ante los del reclasificatorio, mientras que el norte tras unos playoffs entre los 8 primeros hacia un Súper 4; 1 y 2 del mismo obtenían los otros dos cupos restantes para pelear por los octavos de final.

Playoffs iban a ser octavos, cuartos, semifinales y finales; Los primeros 3 al mejor de 5 partidos y las finales al mejor de 7.

Equipos

Capital: Aguada, Atenas, Biguá, Bohemios, Defensor Sporting, Goes, Hebraica Macabi, Malvín, Montevideo, Nacional, Olimpia, Sayago, Tabaré, Trouville y Unión Atlética.

Sur: Albión (Maldonado), Plaza NH (Colonia), Nacional (Rio Negro), Colegio (Maldonado), Minas (Lavalleja).

Paysandú: Allavena, Barrio Obrero, Colón, Pelotaris, Touring, Paysandú Wanderers.

Salto: Círculo, Juventus, Ferro, Nacional, Salto Uruguay, Universitario.

Fase regular

Disputada la primera ronda del torneo, los primeros ocho que se metían en Súper Liga no tenían sorpresas. Aguada, Defensor, Trouville, Malvín, Hebraica, Goes, Atenas y Biguá se metían en SL. Al reclasificatorio irían Sayago, Tabaré, Montevideo, Olimpia, Unión Atlética, Bohemios y Nacional.

Por el interior los del sur clasificados iban a ser Plaza de Nueva Helvecia y Nacional de Rio Negro. En el norte, tras jugar las dos rondas y clasificar al Súper 4, avanzaban Juventus y Paysandú Wanderers.

Reclasificatorio

Los tres descendidos iban a ser Tabaré, Nacional y Unión Atlética. Al bolso lo iba a condenar una quita de puntos de la primera parte del torneo por agresión a Joaquín Osimani en su encuentro ante Biguá. Los restantes dos bajaban con fechas de anticipación.

Sayago, Olimpia, Montevideo y Bohemios eran quienes iban a luchar contra los cuatro del interior la posibilidad de jugar playoffs.

Súper Liga

Los primeros tres de la tabla iban a cortarse y meterse en cuartos con anticipación, Aguada, Malvín y Atenas sacaban de 4 a 6.5 puntos al quinto ubicado para meterse derecho en los playoffs.

Trouville, Hebraica, Biguá y Goes deberían jugar una instancia más ante los 4 clasificados del reclasificatorio con ventaja 1-0 y de localía.

Playoffs

El único del interior que lograba meterse en octavos era Plaza, quien aprovechaba de los cortes de extranjeros que hacía Sayago y lo vencía 2-1. Olimpia, Montevideo y Bohemios vencían 2-0 a Nacional (Rio Negro), Juventus y Paysandú Wanderers respectivamente.

El que dio pelea en octavos fue Bohemios, pero terminó cayendo por 3-2 ante Trouville. Hebraica barrió a Plaza 3-0, mientras que Biguá (a Montevideo) y Goes (a Olimpia) ganaron 3-1 sus series.

Malvín y Atenas iban a pasar tranquilos sus series y se verían las caras en semis. El Playero barriendo a Goes y Atenas con un 3-1 a Trouville sorteaban la fase. Aguada y Defensor iban a sufrir un poco más y ambos iban a cinco partidos. El Rojiverde dejaba por el camino en un polémico quinto partido a Hebraica, mientras que el Fusionado vencía 3-2 a Biguá.

El Playero dejaba en claro su chapa de candidato e iba a barrer de nuevo en la serie semifinal. Un 3-0 ante Atenas lo depositaba en una nueva final. Defensor se tomaba revancha de lo ocurrido el año anterior y dejaba por el camino al elenco Aguatero (3-1) en un cuarto partido para el infarto.

Finales

Si bien Defensor comenzaba arriba en la serie 1-0 tras un 86-76, el equipo de Malvín iba arrasar en los restantes partidos. 4 triunfos al hilo de le darían un nuevo título al equipo dirigido por López, con figuras importantes en su plantel.

Los históricos Fernando Martínez y Nicolas Mazzarino, Bruno Fitipaldo como MVP de las finales y Mathias Calfani lideraban al equipo para su tercera estrella de LUB.

Contundentes 66-49, 90-70 y 88-69 del equipo de Malvín lo llevarían a coronarse en el quinto partido tras un 73-69.