«No cumplimos el objetivo»

Martín Perdomo conversó con nosotros sobre lo que fue su experiencia defendiendo a Biguá y lo que se aproxima en el futuro.

¿Qué balance podes hacer de la participación de Biguá en la presente Liga Uruguaya?

El balance es negativo porque no cumplimos el objetivo planteado antes de iniciar la temporada que era clasificar a playoffs. No logramos encontrar la química de juego que se necesita para ser un gran equipo y pelear arriba.

Sufrieron cinco cambios de extranjeros a lo largo de la temporada y partidos de mal rendimiento colectivo, ¿cómo vivió el grupo esos momentos?

Los cambios siempre se hicieron para que el equipo levantara y pudiera jugar mejor pero creo no nos funcionó. Tuvimos muchos partidos claves para meternos en los primeros puestos que los jugamos muy mal o no supimos cerrarlos y lo terminamos pagando.

¿Imaginabas jugar esta temporada con la grave lesión que te tocó sufrir en junio?

Luego de haber sabido con exactitud lo que tenía, mínimo esperaba volver para jugar El Metro 2020. Surgió la posibilidad de operarme en Chile y tal vez regresar a las canchas en noviembre, por lo que no lo dude ni un segundo.

¿Qué tan duro fue para vos permanecer poco más de cuatro meses fuera de las canchas?

Fue bastante duro porque estaba jugando en Larre Borges y tenía muchas expectativas de poder lograr uno de los ascensos. Esto que me pasó a mí es lo peor que le puede pasar a un jugador.

¿Cómo surgió la oportunidad de jugar El Metro 2020 siendo ficha innominada de Lagomar?

Yo soy de hablar casi todos los días con mi agente Carlos Roca y un día normal de charla me comentó que yo era una opción para ocupar la ficha innominada nacional de Lagomar. Cuando me llegó la oferta concreta no dude en aceptarla porque me permite jugar el torneo de ascenso y luego la Liga Uruguaya.

¿Cuáles son los objetivos de la institución?

Sinceramente no hay un objetivo claro. La idea es ir partido a partido y luego ver para qué está el plantel. Lo ideal sería terminar lo más arriba posible y si se puede con ascenso.

¿Has tenido la oportunidad de conversar con Mauricio Rodríguez sobre tu rol en el equipo?

Mauricio es un entrenador que conozco muy bien porque fue durante dos años ayudante técnico de mi padre en Sayago y tengo una muy buena relación. Sobre mi rol en el equipo quedamos en juntarnos para hablar un poco de todo.

¿En tu casa tenes el espacio suficiente como para hacer ejercicio y no perder el ritmo?

Por suerte tengo un fondo bastante grande con un aro de básquetbol e intento todos los días practicar el tiro y hacer ejercicios físicos. Siempre es importante moverse y hacer algo.