Federal: Rey de copas

Welcome es el segundo equipo más laureado de nuestro básquetbol. Con nueve títulos federales, se ubica atrás de Sporting, el máximo ganador. Incluye entre sus logros dos bicampeonatos y un tetracampeonato a fines del siglo XX.

Desde el primer torneo en 1953 al último en el 2000, consiguió nueve Federales. Quizás le queda en el debe la alegría internacional donde en tres oportunidades quedó en segundo lugar. En los años 1967, 1968 y 1998 cayó en la final ante Thomas Bata (Chile), Sirio (Brasil) y Vasco Da Gama (Brasil) respectivamente.

En los años 50´ tuvo su primera época de gloria, consiguiendo tres campeonatos en la década. El primero fue en 1953, donde superó a Sporting, al igual que en 1957. En 1956 fue donde consiguió la otra estrella, dejando por atrás a Colón y Tabaré.

Luego se vino un bicampeonato en 1966 y 1967, tras vencer en la definición ambas veces a Atenas para llegar a cinco estrellas.

En aquellos años, Oscar, el más grande de los Moglia, era la figura y referente del equipo. Fue campeón las cinco veces y en otras cinco quedó en el segundo puesto Federal. “Osky” hizo historia tanto en clubes como en la selección, donde consiguió dos sudamericanos y una medalla de bronce olímpico.

Luego de allí, 30 años debieron pasar para ver a Welcome nuevamente en lo más alto del círculo de privilegio. Fue en 1997 cuando volvió a ser campeón, iniciando una nueva época de gloria.

El torneo del 97´ no vino solo. Welcome dominaba el básquetbol nacional y consiguió un tetracampeonato. Venció a Cordón las primeras dos veces y luego a Aguada y Biguá para llegar a las 9 coronas en el año 2000.

Varios nombres se pueden destacar de ésta época del club, donde varios jugadores consiguieron los cuatro campeonatos. Los casos de Owens, Silveira, Abratansky y Moglia hijo, son algunos de los nombres históricos.

En todas las estrellas de la “W” un Moglia se vio involucrado, ya que ambos Oscar estuvieron presentes en los nueve Federales.

Mazzarino, Capalbo, Barrera, Szczygielski y Caneiro entre otros, son de los tantos nombres que quedarán por siempre en la memoria de los viejos y los más jóvenes, integrantes de la última época gloriosa del club de Parque Rodó.




Be the first to comment

Leave a Reply