«No dudé ni un segundo en renovar acá”

Diego Soárez se convirtió en la primera ficha de Ponferrada de España para la temporada 2020-21. El uruguayo renovó su vínculo para el próximo año y habló con nosotros para contarnos todo.

«Estoy muy agradecido, ser la primera opción para armar el plantel 2021 es un orgullo», comenzó diciendo el jugador. Soárez renovó su vínculo con Ponferrada, equipo que juega en la LEB Plata de España. «La ciudad es hermosa, tanto mi mujer como yo estamos enamorados del lugar. Los paisajes, la gente, la hinchada, todo eso hace más fácil la renovación».

Actualmente estaban jugando la segunda parte del campeonato cuando se decidió el parate. Diego nos contó: “Me parece extraño que no hayan tomado la decisión de terminar la temporada. La Federación esta esperando a ver que pasa, lo que pensamos todos es que se va a cancelar por el tiempo que paso sin actividad».

Según nos comentó el uruguayo, hace un tiempo se venía hablando de extender el vínculo con el club, tanto con el cuerpo técnico y los dirigentes por lo que «todas las partes estábamos de acuerdo, solo restaba rever la parte del contrato».

No solo lo deportivo atrae a Diego a seguir en el exterior. Nos comentó que si bien “se extraña el país, a la familia”, no dudó en renovar: “No dude ni un segundo en renovar acá, me hacen sentir muy bien en el club. Fue casi un si inmediato”.

El pivot uruguayo de 32 años, nos contó sus planes. Está esperando la apertura de aeropuertos para recibir a su familia, pero nos comentó que encontró una nueva familia: “Me hace sentir perteneciente al club, más allá del contrato laboral, me siento parte de una familia».

El compatriota permanece en la ciudad pese al estado de alarma, el jugador no se ha movido de España y nos explicó cómo está la situación: «Está mejor, estamos debajo de los 2000 casos diarios. Estamos en la fase cero, con salidas por horario. Los deportistas podemos salir a hacer actividad al aire libre cuando queramos». Agregó: “A partir del sábado comienza la fase 1 donde se puede entrenar en lugares cerrados. Estamos esperando con ansías, a ver si podemos hacer movimientos y tocar la pelota que se extraña».

Por último nos dijo que en estos 50 días «he salido unas 4 o 5 veces nomás. Todos los días, desde el club me alcanzan la comida, están en constante contacto conmigo», dejando en claro porqué se siente parte del club.




Be the first to comment

Leave a Reply