Para el recuerdo: El comienzo de la gloria

La primera estrella de Malvín en la Liga Uruguaya se dio en un partido para el infarto. Fue en febrero de 2007, cuando ganaba 2-1 la serie ante Biguá, que en el Cilindro se coronó como campeón. La copa no la levantó, lo hizo horas más tarde tras un polémico final. De todo esto hablaremos en esta nota con Nicolás Borsellino.

Malvín llegó al cuarto partido de la final de la temporada con ventaja de 2-1. Si ganaba, se consagraba campeón tras 69 años de sequía. El final fue para el infarto y tras un alargue en 75, pasó de todo en los segundos finales. La protesta de jugadores e hinchas de Biguá obligó a la terna a suspender el partido con un segundo por jugar, dejando al Playero sin alzar el trofeo en la cancha.

Para comenzar, “Tito” nos contó cómo afrontó el equipo el torneo: «El titulo fue increíble, especial para mí y toda la gente. Cuando llegue a los 15 años a Malvín, el club peleaba por mantener la categoría o entrar a playoff, campeonar era impensado. Ese año no fue la excepción, el objetivo era pelear el ingreso a playoff. Nos encontramos con un equipo que agarró una química tremenda y todos rendíamos cuando entrábamos».

Nicolás, por una desafortunada lesión de un compañero, le tocó ser  protagonista tanto de la serie semifinal como de la final: “Por un accidente automovilístico de Adams, me tocó ingresar con mucha más responsabilidad. Recuerdo que jugué las tres semifinales y las dos primeras finales de titular, en el año venía jugando 8/9 minutos por partido que para ese plantel que había ya era un montón”.

Biguá comenzó con todo en el partido, Osimani liderando en ataque hizo que su equipo pegara en el primer chico. El Pato abrió 9 puntos de renta ante un Malvín flojo en defensa.

En el segundo periodo, el trámite cambió rotundamente. Biguá, con un 3 de 20 en tiros de campo, no logró anotar con fluidez. Martínez y Benson fueron los responsables de que con un parcial de 23-11, el Playero se fuera con ventaja al complemento.

Tras un parejo tercer cuarto, llegó la locura en el período definitorio. Malvín pareció que encaminaba el partido cuando se puso adelante por 6 puntos (66-60). Osimani volvió a aparecer para que Biguá pasara al frente. Con 3:30 por jugar, los dirigidos por Tito lideraban 66-74, el entrevistado recordó: “Trajimos el partido en base a la defensa, si ellos metían ese partido nos complicaban porque se ponían 2-2 en la serie”.

El ingreso de Taboada fue clave para igualar las acciones. A falta de casi 30 segundos, en base a libres, el score estaba empatado en 75. Malvín repuso para ganar pero una mala ofensiva con pérdida de Viera le dejó a Biguá la pelota para forzar el quinto partido. Osimani tuvo el partido en sus manos y tras lanzar, la pelota bailó en el aro y salió: «La jugada fue increíble, Osimani tiro una flotadora que de milagro no entró».

En el alargue se dio otro final de locos, llegaron cabeza a cabeza al final. 85-83 ganaba el Playero, pero a diez segundos del final Osimani tuvo dos libres en sus manos; falló uno y encestó otro.

El suspenso siguió, repuso Malvín y la perdió, Osimani encaró al aro con escasos segundos por jugar y perdió la pelota. Polémica jugada donde los parciales y jugadores de Biguá protestaron un foul al “Oso”. Nicolás contó cómo vio esta incidencia: “En el final nos mandamos dos cagadas tremendas. Cuando robó el Oso y se fue al aro, la situación del foul era cobrable o no. Para mi por el momento de partido no era cobrable, así que estuvo bien la terna».

La terna arbitral suspendió el partido por invasión de parciales y protestas, lo que dejó en suspenso el título. «Nos sentíamos campeones esa noche» dijo Borsellino. Poco les importó a los parciales y jugadores de Malvín, que sentían el título en sus manos. Festejo y una confirmación del campeonato que se dio horas más tarde en manos del tribunal: «Fue algo histórico, cuando llegamos en el ómnibus la plaza y la Avenida Legrand explotaba de gente. El barrio se conmocionó».

Ya cerrando la entrevista nos comentó la importancia de la primera estrella: «El título fue un antes y un después en Malvín, desde ese año hasta ahora siempre pelea los torneos», además de remarcar lo importante que fue la unión del equipo: «De tan positiva que era la energía, entrábamos a la cancha sabiendo que íbamos a ganar».

Ficha técnica

Día: 05/02/2007

Por cuartos: Malvín 17-26, 40-37, 64-60, 75-75, 85-84.

Malvín 85: F. Martínez 24, P. Viera 11, E. Taboada 13, K. Adams 4, L. Benson 17, S. Muñoz 6, M. Perez, A. Gonzalez, E. Elhordoy, N. Borsellino. DT: Pablo López.

Biguá 84: M. Osimani 30, J. Rovira 10, L. Silveira 16, T. Owens 7, T. Stewart 1, A. Perez 11, G. Szczygielski 2, J. Cambón, D. Gonzalez. DT: Álvaro Tito.