«Es una oportunidad muy buena»

Damián Tintorelli dialogó con el programa Puro Básquetbol de Sport 890 acerca de su llegada a Olivol Mundial para disputar El Metro. También habló de la posibilidad de quedarse a jugar la definición de la Liga Uruguaya.

En primer lugar, hizo referencia a su negociación con el conjunto de la calle Millán: «Los contactos empezaron a mediados de la semana pasada. Es una oportunidad muy buena, por cómo están dadas las condiciones acá con la Liga Nacional, que se dio por terminado el campeonato y todavía no se sabe cuando va a volver a arrancar. Hay mucha incertidumbre, algunos dicen diciembre, otros enero y eso es mucho tiempo estando parado para un jugador profesional, ya que podrían ser casi ocho meses entre un campeonato y otro. Lo de Uruguay me pareció una muy buena chance para seguir en competencia.»

El jugador actualmente se encuentra en Junín y tiene la intención de viajar a nuestro país la semana próxima: «Estamos analizando las condiciones para poder viajar, temas del protocolo y demás. Donde estoy yo, que es Junín, no hay ningún caso. Me tengo que hacer el hisopado correspondiente antes de viajar, con el seguro médico correspondiente para poder pasar la frontera. Estoy a la espera de que se resuelva lo más rápido posible porque me gusta llegar bien entrenado a los torneos y no perder tanto desde la parte física con todo esto de la pandemia. Estamos tratando de agilizar los trámites para que pueda llegar a Uruguay la semana que viene.»

Una vez confirmada su llegada a Olivol, Tintorelli recibió el llamado de un jugador uruguayo: «Ni bien se oficializó mi pase en las redes sociales, me llamó el Pica Aguiar, con quien compartí equipo en Olímpico y tengo una muy buena relación, incluso compartíamos habitación cuando jugábamos juntos. Me contó como era el campeonato y alguna cosa más. Incluso en un momento, hace dos años cuando yo estaba en Olímpico, me preguntó si no había considerado alguna vez venir a jugar la Liga Uruguaya. Justo ahora se dio de ir a jugar el Metro y es una chance muy linda. A los 38 años, tener la posibilidad de jugar nuevamente en el exterior, tras haber jugado en Italia hace muchos años, me da mucha energía.»

Consultado acerca de la posibilidad de quedarse a jugar la definición de la Liga Uruguaya, el argentino dijo: «Por lo pronto, voy a jugar el Metro y después se verá el futuro. Tengo arreglada de palabra mi continuidad en Olímpico, pero todavía hay mucha incertidumbre en torno a la Liga Nacional y no se sabe cuándo ni cómo va a arrancar. Si se llega a retrasar, no descarto la posibilidad de quedarme a jugar la Liga Uruguaya si surge la posibilidad. Uno quiere competir, es nuestro laburo y como decía anteriormente, se habla de que pueden pasar ocho meses y eso es mucho tiempo sin poder laburar y sin cobrar, lo cual es bastante duro para la familia. Más allá de que uno ama el deporte y lo hace por placer, que es muy importante y por lo cual estoy agradecido, también es con lo que le damos de comer a nuestra familia y por eso no se descarta ninguna posibilidad.»

Por último, explicó los contactos que ha tenido hasta el momento con la gente del conjunto del Prado: «Me dijeron que estaban muy ilusionados con el equipo, que ponían un poco más de fichas en comparación con los últimos torneos que habían jugado y eso me puso muy contento. No hablé tema objetivos de equipo aún, seguramente lo hable una vez que llegue. En estos momentos, las conversaciones son casi todas en torno a como ir, por cómo está la situación y cumplir todos los protocolos correspondientes para llegar de la mejor manera.»