«Su propuesta era la mejor en todo sentido»

Camila Kirschenbaum conversó con nosotros una vez concretada su incorporación al Unión Esportiva Mataró de España.

¿Qué balance podes haces de tu breve pero exitoso pasaje por Rivas Parque Sureste?

Haber tenido la oportunidad de jugar en España con diecisiete años fue algo muy positivo en mi carrera que recién que está comenzando. Esta experiencia me sirvió un montón a nivel deportivo y humano. Competí en varios torneos y tuve que manejarme de manera independiente en un país nuevo para mi. A su vez, me ayudó a poder visualizar cómo se juega el baloncesto ahí y seguir progresando para alcanzar mi mejor versión.

¿Cómo fue el proceso de adaptación a un país, equipo y básquetbol nuevo para vos?

Me costó un poco tener que acostumbrarme a nuevos horarios, palabras propias de ellos, al colegio y mismo a la forma de jugar del equipo. A medida que fue pasando el tiempo ya me sentía una más gracias a que mis compañeras me recibieron excelente. En cuanto al juego, tuve que adaptarme a jugar muchos sistemas y no correr tanto la cancha. Las jugadoras españolas son mucho más altas y tengo que buscar más recursos para poder destacarme.

¿Qué experiencias y enseñanzas te dejó haber jugado ahí durante poco más de tres meses?

Me dejó muchas experiencias muy positivas y enseñanzas para mejorar día a día. Haber enfrentado a jugadoras de la selección española que han tenido participación en mundiales enriqueció bastante mi juego. El pasaje por la Primera División Nacional también me sirvió un montón para mejorar dado que jugué frente a basquetbolistas con pasado en la Liga Endesa y Liga Femenina 2.

¿Cuáles fueron los motivos que te llevaron a tomar la decisión de regresar al Uruguay?

Fueron dos los motivos que me llevaron a tomar la decisión. En primer lugar, haber comenzado el liceo dos meses tarde hizo que me pierda el primer trimestre y me enganche en el segundo. Fue bastante tedioso pero lo pude sacar adelante obteniendo buenas notas en los exámenes. Eso me agotó mentalmente e hizo que no esté disfrutando el momento. El otro motivo fue la rápida propagación del Coronavirus en Madrid. Junto con mis padres decidimos que vuelva a terminar el liceo acá y hacer una posible cuarentena obligatoria en mi casa.

¿Cómo repercutió en tu vida el Coronavirus y qué actividades realizaste para pasar el tiempo?

El Coronavirus repercutió de manera positiva en mi vida porque volví a mi casa para estar con mis padres y entrené muchísimo más de lo que yo habituaba. Tuve entrenamientos vía Zoom con un entrenador norteamericano que se llama Rod Raines, trabajé la técnica individual en Only About Basketball y el físico bajo las indicaciones de Tabaré Papariello.
También me tocó ser entrenadora dando clases para equipos de Argentina y España. Creo que nunca había estado tan activa y conectada con la gente como lo estuve durante la pandemia.

¿Qué tan difícil fue para una jugadora como vos entrenar de manera individual y en su casa?

Al principio se me hizo difícil el hecho de encontrar la motivación para entrenar porque uno lo hace para cumplir un objetivo o pensando en el partido del fin de semana. Lo tomé como un nuevo desafío e intenté afrontarlo de la mejor manera posible entrenando entre tres y cuatro horas por día porque es algo que me encanta hacer. Realizaba la parte física en mi casa y el dribbling en el garaje, enfocándome en pequeños detalles que debo seguir puliendo.

¿Cómo surgió la oportunidad de jugar en Unión Esportiva Mataró y convertirte en la segunda jugadora uruguaya que competirá en la Liga Femenina 2 de España?

Cuando volví de España yo ya tenía pensado regresar al país y jugar en algún equipo de Segunda División. Recibí muchas propuestas pero mi representante y yo optamos por elegir la de UE Mataró porque era la mejor en todo sentido. Los entrenadores del club ya me habían visto jugar en Barcelona y me tenían scouteada por si nos enfrentábamos en el campeonato. Desde ese entonces se interesaron por mi y querían que forme parte del equipo esta temporada. Estoy muy contenta por esta nueva oportunidad que me brinda el básquetbol y tener la posibilidad de jugar en una liga profesional muy competitiva.

¿Qué tan importante es para vos esta partida al básquetbol español y cuándo viajarías?

Es muy importante para mi jugar este año en un equipo de LF2 dado que voy a aprender un montón y enfrentarme con jugadoras de altísimo nivel. La idea es viajar en setiembre así puedo abarcar la mayor cantidad de días en mi liceo y no tengo que hacer tantos exámenes por plataforma.

¿Qué conocimientos tenes acerca de tu nuevo club?

Esta temporada el club va a apostar mucho al baloncesto femenino porque le otorgaron un lugar en la Liga Femenina 2. El staff cambió por completo y varias jugadoras también. El proyecto está encabezado por Dani Poza, un director técnico de dilatada trayectoria que estuvo al frente del Saint Adriá durante quince quince años y logró muchos títulos. También dirigió a Ricky Rubio y jugadoras de la selección española. Por otra parte, Albert Illa es quien se hará cargo del equipo este año. Él es un ex jugador de la Liga ACB que ahora es entrenador y salió campeón dos años consecutivos con el Femení Maresme en la categoría junior. Estoy muy ansiosa de poder entrenar con ellos dos y el equipo.

¿Cuáles son tus objetivos a corto y largo plazo que llevarás contigo a Catalunya?

Mis objetivos a corto plazo son terminar los estudios para poder graduarme, aprender lo máximo posible, alcanzar mi mejor versión y aportarle al equipo esta temporada. El objetivo a largo plazo siempre fue el mismo, jugar en la EuroLeague o WNBA.