Como en los viejos tiempos

Este martes se dará inicio a lo que será un gran emparejamiento, en el marco de las Finales de Conferencia Este entre Boston Celtics y Miami Heat. A continuación, señalaremos algunos detalles que serán clave para ambos equipos en sus aspiraciones de entrar a la cita máxima, las Finales de NBA.

Por Santiago Silvestre

HISTORIA

El tiempo pasa, como todo en el deporte, y así pasan las generaciones dentro de las franquicias. Este encuentro es la muestra perfecta del pasaje de bastión dentro de un equipo. La rivalidad entre jugadores puede haber cambiado, pero la sensación de ver ambas camisetas frente a frente es la misma. Boston Celtics y Miami Heat se vieron las caras en Playoffs tres veces en su historia. En 2010 los bostonianos se llevaron una victoria 4-1 en primera ronda, esa misma temporada, llegarían a las finales donde caerían con Lakers. En 2011 disputaron las Semifinales de Conferencia y fue victoria del recientemente formado “Big Three” de Miami Heat (LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh), esa serie terminó 4-1 en su favor. Por último, y el más recordado, en 2012 jugaron las Finales de Conferencia, que cayó del lado de Miami por 4-3. Hoy LeBron James, Wade, Garnett, Pierce, Allen, entre otros, no son parte de los equipos, pero el fuego competitivo estará presente.

ENFRENTAMIENTOS PREVIOS

En la corriente temporada, los equipos se enfrentaron tres veces, dos victorias para Boston y una para Miami. Cabe destacar, que la victoria del Heat fue dentro de la burbuja (post parón). Ambos equipos disputaron los partidos con sus plantillas completas. La victoria del Heat fue por diferencia de seis puntos, con bajas actuaciones individuales por parte de Tatum y Brown.

CLAVES PARA MIAMI HEAT

Cambio de mentalidad: Miami se enfrentará a un reto importante defensivamente, y no solo por el hecho de chocar contra grandes individualidades, sino porque se ve obligado a cambiar su estilo defensivo en comparación a la serie vs Bucks. En dicha serie, el equipo de Spoelstra centró sus energías en detener a Antetokounmpo, una defensiva focalizada en un jugador, con constantes rotaciones y acumulación de jugadores en la línea de ataque del griego. Contra Celtics, tendrá que hacerle frente a una mayor cantidad de amenazas ofensivas, con buenos anotadores en los tres niveles, y mayor distribución de uso. Ningún jugador de Celtics supera el 27% de uso, (porcentaje de ofensivas que se definen con su accionar), mientras que Antetokounmpo lideraba su equipo con 34% de uso.

No pueden enfriarse de tres puntos: Una de las claves del éxito del Heat son los grandes porcentajes desde el triple. Lideran los Playoffs con un 44% en 3P, algo que, en teoría no es sustentable en una serie a siete juegos. Las sensaciones de una inminente regresión en los números se acentúan cuando grandes aportes provienen de jugadores que están tirando muy por encima de sus posibilidades. Jae Crowder elevó sus números de temporada regular de 33% sobre seis intentos por partido, a 40% sobre ocho intentos por partido en estos playoffs. La defensa exterior de Celtics, más la posibilidad de emparejar mejor con los tiradores, puede traerle problemas a Miami si sigue siendo dependiente de sus alucinantes porcentajes

CLAVES PARA BOSTON CELTICS

La recuperación de Gordon Hayward: Si bien no hay noticias precisas sobre la evolución de su tobillo derecho, ya se lo ha visto hacer ejercicios precompetitivos. Sería importante para Stevens contar con Hayward, aportaría mejor tiro exterior y una rotación más profunda (quitar a Wanamaker de la rotación es muy importante).

Emparejamientos defensivos: Brad Stevens tiene un abanico más amplio de opciones para asignar marcas. Smart, Brown y Tatum pueden contener a cualquier jugador del perímetro del Heat, lo que da la posibilidad de ejecutar cambios defensivos para reducir los tiros abiertos (algo en lo que Bucks falló). El juego de los emparejamientos será un tablero de ajedrez para Spoelstra y Stevens.

Nos preparamos para una serie que tiene de todo, condimento histórico, jugadores estrellas, y dos entrenadores que harán de la duela, una clase de táctica. La clave será quien pueda dar con la tecla primero, pero hay muchas posibilidades de que tendremos una serie larga y friccionada.