El poder del dragón

Miami Heat ahogó a Boston Celtics en el segundo tiempo y se llevó una gran victoria 106-101 (5) que pone la serie 2-0 en su favor.

Por Santiago Silvestre

Boston necesitaba reencontrase con su juego, recuperar los ideales que lo trajeron hasta donde están. Del otro lado, el duro equipo de Miami quería agrandar su racha y tomar una buena ventaja en la serie. En los primeros compaces de partido Miami sobrevivió gracias a los excelentes porcentajes de su francotirador por excelencia Duncan Robinson, Boston no encontraba forma de negarle el balón para que no encuentre tantos tiros abiertos. El parcial de los de Massachusetts no tardó en llegar, Kemba Walker comenzó a atacar el aro, buscando constantemente el cambio defensivos para emparejarse con Tyler Herro. A partir de esas penetración encuentran fluidez ofensiva y les permite abrir 13 de renta yéndose al mediotiempo.

En la segunda mitad, Miami se convierte en amo y señor del partido, colocó una zona 2-3 que fue una completa pesadilla para Celtics. Miami Heat fue el equipo que más defendió en zona durante la temporada regular con un 11.6% de posesiones defensivas utilizando dicho esquema. En playoffs no hay usado zona hasta la serie vs Celtics, donde la practican el 26% de las posesiones. Dato interesante, ya que parece haber tomado a Celtics por sorpresa. Miami coloca un tercer cuarto de 37-17 y toman el liderato. El último cuarto fue más de la misma receta, Boston busca contrarrestar con mayor movilidad de los hombres sin balón, pero los bajos porcentajes no ayudan a recortar ventajas. En los últimos minutos Goran Dragic y Jimmy Butler se adueñan del juego y ponen a dormir a Boston.

El Dato: Miami completó una remontada de 17 puntos, que representa la mayor cantidad desde el juego 4 de las Finales de 2012.

DESTACADOS
BOS: Kemba Walker 23 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias
MIA: Goran Dragic 25 puntos, 3 rebotes, 5 asistencias

 




Be the first to comment

Leave a Reply