La hora de la verdad

Una temporada atípica llegará a su fin, este miércoles se dará comienzo a las Finales de la NBA entre el favorito Los Angeles Lakers y el conjunto de Miami Heat. Promete ser la frutilla en la torta de unos muy entretenidos Playoffs en lo que ha pasado de todo. En este artículo, analizaremos las posibles claves de ambos equipos para llevarse el título.

Por Santiago Silvestre

HISTORIA

Siempre hay una primera vez, y esta vez será el primer enfrentamiento entre ambas franquicias en las Finales (claro está, primera vez en Playoffs). Si queremos conversar sobre incidencias históricas en este encuentro, primero debemos recordar; el equipo de Lakers va en busca de su anillo #17, siendo el último en 2010 ante Boston Celtics liderados por el salón de la fama Kobe Bryant, del lado de Miami Heat, tienen en mira su título #4, su victoria anterior fue en 2013 ante San Antonio Spurs, cuando el Heat había formado el súper equipo James-Wade-Bosh. He aquí la siguiente referencia narrativa para agregarle picor a la serie, LeBron James se enfrentará al equipo que le dio su primer y segundo título, y lo más interesante es que lo hará frente a su antiguo entrenador, Erik Spoelstra… ¿Sabrá Erik algún secreto para “frenar” a James? ¿Tiene la ventaja James ya que conoce los sistemas de “Spo”? muchas interrogantes muy interesantes.

ENFRENTAMIENTOS PREVIOS

 

Ambos equipos tienen dos enfrentamientos en su historial esta temporada, uno en el mes de noviembre y otro en diciembre, ambos fueron para el equipo purpura y oro. Pero como ya se aclaró en la previa a las Finales de Conferencia, todo lo que sucedió previo a la burbuja es prácticamente irrelevante. A modo de comparación con aquellos partidos, Tyler Herro reemplazó a Kendrick Nunn en la rotación, no formaban parte de la plantilla ni Jae Crowder, ni Andre Iguodala. Anthony Davis promedió 30 puntos en 60% TC en esos dos juegos.

CLAVES PARA LOS ANGELES LAKERS

– Atacar la zona y mantener números de la media distancia: Algo que fue constante en la derrota de Celtics ante el Heat fue la imposibilidad de encontrar un ataque consistente ante la zona que propuso Spoelstra. Se posicionó en 2-3 con Jimmy Butler y –normalmente- Iguodala en primera línea, esto le permitía cerrar los espacios y esconder las falencias defensivas de Herro y Robinson. Lakers tiene que fortalecerse ante ella.
Las apariciones de Anthony Davis en el poste medio y los movimientos de un segundo interior pueden ser una solución para Lakers, para ello Davis debe mantenerse en sus porcentajes de media distancia para seguir siendo una amenaza preocupante. Hasta ahora está tirando por encima del 50% en esos tiros, por lo que Miami no puede dejarle mucho espacio. La visión y la toma de decisiones de LeBron puede ser el antídoto final para la zona 2-3, encontrando los cortes y los espacios a la espalda de la última línea.

– Controlar el tempo: Lakers sacó mucho provecho del juego en transición ante Nuggets. Muchas veces corrían el contra ataque incluso después de puntos recibidos. Sin dudas es una de las armas principales para la serie, dejar que Miami llegue a posicionarse cómodamente en su mitad de cancha puede ser peligroso. Si esto se vuelve una serie de ataque estacionado, el tiro del Heat y sus esquemas defensivos pueden forzar el asunto

– Tiro exterior: No es un descubrimiento, pero en 2020 sin tiro no puedes ser campeón de NBA, esto aplica a ambos equipos, pero en Miami sus porcentajes han sido más consistentes y tiene tiradores que pueden mantener sus números. En Lakers es más volátil, y las tres derrotas que han sufrido esta postemporada vienen acompañados de números muy malos de tres puntos. 15% en J1 vs Portland, 28% en J1 vs Houston y 23% en J3 vs Nuggets. La fortaleza del juego interior angelino puede ayudar a sostener una mala actuación de los tiradores, pero se volvería una tarea muy complicada.

CLAVES PARA MIAMI HEAT

– Sustentabilidad de sus últimos cuartos: en los primeros quince partidos de Playoffs, Miami tiene un +68 en últimos cuartos, los números de “clutch” tienden a ser insustentables en una serie de 7 juegos, más cuando se enfrentan a un equipo con un cerrador del nivel de LeBron. Vencer a equipos jóvenes e inexperimentados no es lo mismo que a un equipo liderado por el #23 lagunero.

– Disfrutar el momento: Puede sonar vago y sin sentido, pero la realidad es que el Heat es un equipo repleto de jugadores que vivirán su primera experiencia en estas instancias de liga. Y aunque Jimmy Butler es uno de los mejores líderes de vestuario y tiene mucha actitud en su juego, él también carece de experiencia en Finales. Jugar presionado, con nervios, puede ser muy perjudicial para la actuación del equipo, especialmente jugadores jóvenes como Herro y Robinson. El trabajo mental de Spoelstra va a ser clave. La influencia de Haslem e Iguodala será importante

– Explotar la defensa de Pick and Roll de Lakers: Miami tiene tres jugadores que pueden lastimar mucho en las cortinas directas, Butler, Herro y Dragic. Los tres tiene diferentes herramientas con las cuales lastimas cualquier tipo de defensa que plantee Lakers. Ante defensas Drop, Dragic puede lastimas mucho desde la media distancia, Bucks sufrió un 0.89 puntos por posesión de Dragic. Herro presenta una amenaza similar, aunque a menor volumen.
Adebayo puede ser fundamental como “roll man” explotando espacios con su versatilidad, y aún más si solidifica su tiro de media distancia.

 

La mesa está servida, ambos equipos buscarán cerrar de mejor manera una temporada atípica. Lakers busca un título que tendrá muchísima carga emocional por los sucesos de este año. Miami quiere coronar una excelente gestión y reconstrucción post-LeBron (valga la redundancia).
Esperamos ver una gran serie, entre dos grandes equipos muy bien entrenados y dirigidos. En unas semanas sabremos el nuevo flamante campeón.