Marcó la cancha

Los Angeles Lakers dan el primer golpe sobre la mesa y muy fuerte, con una gran victoria 116-98 (18) toman el liderato de las Finales 1-0. En Miami, Goran Dragic y Bam Adebayo se retiraron lesionados.

Por Santiago Silvestre

Unos primeros minutos de mucha ida y vuelta, Lakers intentaba hacer daño con la media distancia de Anthony Davis, y Miami atacaba mucho en ofensiva de dos hombres, normalmente entre Dragic y Adebayo. El juego se abrió a partir de pérdidas de Lakers donde el Heat castigaba en la transición. La facilidad para cambiar en las cortinas directas favoreció a los de Spoelstra en los primeros minutos y pusieron un 10-23. Pero los angelinos supieron reaccionar y colocaron un tremendo parcial de 21-5 para irse arriba al primer cuarto.

En el segundo Lakers continúa con porcentajes anormales de 3 puntos tirando en la cercanía del 60%, en defensa cierran bien la zona pintada y Miami pierde mucha fluidez ofensiva. Al entretiempo el juego se abrió mucho, Lakers no paró de correr y de castigar al Heat. Los primeros veinticuatro minutos encontraban a Lakers ganando 65-48.

Saliendo del descanso Miami tiene la notícia de la baja de Goran Dragic, y se siente en el juego. Los angelinos no sacan el pie del acelerador y abren una ventaja considerable. Minutos entrados al juego, Bam Adebayo sufre una lesión que lo mantendría marginado de las acciones.

Entrando a los últimos doce minutos Lakers ganaba 93-67. El partido estaba absolutamente liquidado. En el último cuarto Miami intentó una pequeña reacción pero nunca bajó de los quince de desventaja. Lakers se llevó con comodidad suprema el primer juego de las finales.

EL DATO: Lakers va 13-0 cuando tira por encima del 30% de tres puntos en Playoffs.

DESTACADOS

LAL: Anthony Davis 34 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias
MIA: Jimmy Butler 23 puntos, 2 rebotes, 5 asistencias