Misión cumplida

Lakers pasó por arriba a Miami Heat en el juego seis y se coronó campeón de la NBA. La franquicia lagunera consiguió su título número 17, empatando a Boston Celtics. LeBron James se llevó el MVP de las Finales.

Por Santiago Silvestre

Frank Vogel mueve fichas y coloca al escolta Alex Caruso en el quinteto titular, buscando más versatilidad y energía defensiva. El primer cuarto fue extremadamente competitivo y parejo, con ambos equipos defendiendo a gran nivel y anotando en media cancha. LeBron James marcaba el ritmo anotando y asistiendo cómodamente, los primeros doce dejaron a Lakers arriba 28-20.

En el segudo cuarto Lakers pisó el acelerador y a partir de la defenda sacó una ventaja de +30. Rajon Rondo jugó a gran nivel durante esos minutos siendo clave en la racha angelina. La defensa fue clave, no permitieron nada fácil y corrieron constantemente. Miami no tenía energías para igualar el ritmo de Lakers.

El segundo tiempo fue simplemente una extensión de un partido que estaba liquidado en el entretiempo. Miami nunca logró bajar los veinte puntos. Lakers nunca bajó el pie del acelerador y simplemente esperó que corra el reloj. El resultado final dejó a la franquicia de Lakers con su título número 17. Después de una temporada complicada a nivel organizacional, donde pasó de todo.

LeBron James se lleva su cuarto título, Anthony Davis el primero, ese anillo que ayuda a forjar un legado.

DESTACADOS

LAL: LeBron James 28 puntos, 14 rebotes, 10 asistencias
MIA: Bam Adebayo 25 puntos, 10 rebotes