Arranque histórico

Iberostar Tenerife venció 86-82 (4) y firmó el mejor arranque de temporada en su historia, con cinco triunfos en misma cantidad de presentaciones.

Bruno Fitipaldo aportó 14 puntos (2/6 dobles, 3/7 triples, 1/2 libres), 2 rebotes y 5 asistencias en 23:09 minutos.

Fuente: EFE

Canarios y catalanes ofrecieron unos primeros diez minutos llenos de intensidad y con unas defensas muy férreas. Los dos equipos intentaban aprovechar las mínimas opciones que su rival les daba, aunque los visitantes parecían tener más alternativas ofensivas, con Ventura, Tomic, Rivas y Bassas. En el equipo local entre Huertas y Shermadini lograban anotar con cierta facilidad, y esta vez se les unió también Cavanaugh.

Tras terminar en empate a 22 puntos el primer cuarto, el Iberostar Tenerife salió mucho más acertado en el segundo. Los aciertos exteriores de Sergio Rodríguez –tres triples consecutivos y el último con adicional- y el poder de Shermadini en el interior con la ausencia en cancha de Tomic, permitió al equipo tinerfeño tomar una pequeña pero importante diferencia en el marcador (31-22, min.13) y que se fue hasta los doce de ventaja (36-24), máxima diferencia hasta el momento.

Tras un tiempo muerto de Carles Durán volvió a la cancha Ante Tomic. Con el pívot en pista el Joventut fue más intenso y peligroso en ataque. De ello se beneficiaron los exteriores quienes tuvieron más espacio para anotar. Poco a poco el equipo catalán fue recortando diferencia, tanto con puntos anotados en la pintura como desde el exterior, llegándose al descanso con empate en el marcador a 43.

Tras la reanudación no cambió la tónica del partido en el que los dos equipos pusieron mucho énfasis en el trabajo defensivo y buscando el error del rival. Ninguno de los dos oponentes logró tomar diferencias en el electrónico. Intercambios de canastas y ventajas mínimas.

Fue el Iberostar Tenerife el que, tras un triple del uruguayo Bruno Fitipaldo logró tomar una ventaja de cinco puntos (67-62, min.30), pero el Joventut de Badalona pronto lo neutralizaría con otro triple de Brodziansky (67-65).

En el último cuarto las canastas fueron muy caras y la mayoría de los puntos se consiguieron en los tiros libres. Zagars, con un triple, puso a su equipo por delante (69-70) y Dimitrievic aumentó la diferencia para su equipo con una nueva canasta (69-72).

Doornekamp, con un triple, y Salin volvieron a poner a su equipo por delante (74-72) y se repitió una vez más el intercambio de canasta hasta que dos errores ofensivos de los visitantes permitieron al Iberostar Tenerife ponerse seis puntos arriba en el marcador (81-75), a falta de algo más de un minuto para el final.

No estaba decidido todo aún porque el Joventut de Badalona no estaba dispuesto a rendirse. Un triple de Dimitrievic puso el 81-78, Huertas el 83-78 y Bassas el 83-80, a falta de 38 segundos, pero un triple de Doornekamp a 17 segundos del final acabó con las opciones del equipo de Carles Durán que, pese a intentarlo hasta el final no pudo recuperar esa diferencia, llegándose al final del choque con un ajustado 86-82 que mantiene invicto al equipo canario.