Selló su lugar de privilegio

Olivol Mundial logró su tan ansiado ascenso a Primera División por segunda vez en su historia. En sus 89 años de vida, el Mundialista vuelve al sitial de privilegio después de 39 años, cuando jugó en aquel entonces el Torneo Federal de 1981. Los de Millán y Sitio Grande se alternaron jugando en segunda y en tercera durante varios años, pero en este 2020 y con un plantel que será recordado por siempre, vuelve al sitial de privilegio.

El equipo fundando un 11 de Setiembre de 1931, Olivol comenzó su historia en el básquetbol.
En 1945 se afilió a la Federación Uruguaya de Básquetbol y desde ese entonces empezó a competir en torneos oficiales.
Entre sus logros están el de 1981 donde disputó su único Campeonato Federal. También en esos años supo cómo llegar a primera tras ascender de cuarta división y en este 2020 volver a conseguirlo jugando desde tercera. Una nueva escalera perfecta para la institución.

En ese primer ascenso recordado en 1981 el equipo logró vencer a Nacional un 26 de Diciembre. Hoy, cercana a esa fecha, logró sacarse un equipo muy fuerte como lo fue Stockolmo. No solo por ganar el último partido, sino también por revertir 2 series consecutivas para lograr el objetivo. Revertir el 0-1 contra Unión Atlética y el 0-1 contra el “azul” del Prado.

Los dos equipos que recientemente ascendieron de la DTA al Metro, Urupan y el mismo Olivol, repetirán la final que se dio en Welcome hace 1 año atrás que significó el ascenso para ambos. Nuevamente, pero ahora en el Metro y con la clasificación a la Liga, los dirigidos por Yaquinta y Reig irán por levantar la copa de campeón para dar un broche de oro a campañas que se dieron similares y en conjunto durante los últimos 2 años.

Este equipo que ayer confirmó que estará donde toda institución de básquetbol quiere pertenecer, será recordado desde un principio por la enorme campaña de Martín Sedes como técnico. Lo ascendió de tercera a segunda y ya en el Metro lo consolidó con una gran campaña en la fase regular para dejarlo en cuartos de final. Seguido con esto el que también marcó su nombre en la historia del club fue Gustavo Reig. Quien llegó para hacerse cargo del plantel en cuartos de final, logró revertir las dos series que comenzaron perdiendo y así cumplió con el objetivo desde principio de temporada.

No solo los técnicos quedarán en el cuadro del club, sino que el plantel también que en varios casos repiten ascenso en esa escalera del DTA al Metro y del Metro a la Liga. Jugadores como Diego Álvarez, Ángel Varela, Emiliano González y Pablo Makanskas son algunos de los hombres más influyentes con la camiseta. Pero sin lugar a duda Damian Tintorelli, extranjero argentino tendrá un lugar especial en el corazón de todo hincha y dirigente de la institución. El interno llegó como una figura de trayectoria reconocida para nuestro basquetbol, logró imponer su juego y con sus habilidades en la cancha fue jugador clave para el ascenso.
No habrá que olvidarse tampoco de los Felipe Garcia, Matías Alonso y Juan Cabillón que viniendo desde el banco aportaron y mucho para el logro conseguido.

La dirigencia, que armó este plantel para concretar su regreso a la Liga Uruguaya, se siente con el deber cumplido. Con el deber cumplido de hacer realidad el sueño de varias generaciones de poder ver al equipo llegar a primera y tendrá la dura pero linda responsabilidad de que lo vean jugar en cancha. Lo que si está claro es una cosa, es el objetivo cumplido de meter a Olivol Mundial en el sitial de privilegio por segunda vez en 89 años.