Se comió la serie

Gonzalo Álvarez fue el jugador CEFA del tercer partido de la serie de Urunday ante Malvín. Desde que arrancó la serie, el jugador en ambos costados de la cancha fue clave para el equipo. En defensa anulando a las figuras del rival y en ataque aportando gol y asumiendo en los cierres de partidos para ganar.

Anoche fue importante para remontar el partido y en el final del encuentro asumió para terminar de lograr la histórica clasificación de Urunday Universitario sacando al 1 de la fase regular. Jugó 30 minutos, anotó 15 puntos, bajó 8 rebotes y repartió 3 asistencias.

Luego del partido declaró lo siguiente: “No puedo explicar lo que siento en este momento. Estoy muy feliz. Logramos algo increíble e histórico para la institución. El partido que levantamos hoy es gracias a un equipo que nunca bajó los brazos y metió en defensa como en toda la serie”.




Be the first to comment

Leave a Reply