«Estoy oficialmente retirado»

Federico Álvarez es un jugador a quien lamentablemente las lesiones le jugaron una mala pasada y lo fueron empujando a colgar los zapatos antes de lo pensado. Cerca de cumplir 33 años, el alero habló en Puro Básquetbol de su actualidad y también hizo un repaso de su trayectoria.

A lo largo de su carrera jugó tres finales (llegó a cuatro pero una no la pudo disputar por una lesión en el hombro) y se consagró campeón de la Liga uruguaya 2009/10 con Defensor Sporting, siendo uno de los héroes en la última final, anotando el doble en la hora que mandó el juego al suplementario. Además, tuvo un destacado pasaje por la Selección a nivel de formativas.

En primera instancia se le consultó acerca de cual era su presente y fue muy claro en la respuesta: «Como jugador estoy oficialmente retirado».

Luego agregó que «de todos modos, sigo muy vinculado porque tengo muchísimos amigos y además, una de las pocas cosas que hay para hacer en pandemia es mirar básquetbol. En paralelo, estoy haciendo el curso de entrenador y estoy trabajando en una empresa de análisis de big data para varios deportes en Latinoamérica. Por otra parte, a nivel personal, hace 20 días tuve un hijo y también tuve un emprendimiento gastronómico hace unos años. Surgió cuando me rompo la mano jugando para Defensor, que tuve una operación muy compleja que ya coqueteaba con ser uno de mis retiros. Finalmente vuelvo a jugar en Tabaré, Urunday y después seguí un poco más pero ya la seguidilla de lesiones que venía teniendo me estaba mandando mensajes como que no me estaba quedando mucho y tenía que empezar a hacer algo diferente. En mi interior sabía que mis mejores años habían pasado, por más que soy joven, pero había tenido varios golpes en cuanto a lesiones que eso va desgastando y decidimos tomar otro camino, más allá que la pasión por el deporte se mantiene y voy a tratar de estar vinculado toda la vida».

Cuando se le preguntó si había tenido oportunidades de volver a jugar dijo: «Tuve varios contactos para jugar este Metro, pero les agradecía el llamado a cada uno y les explicaba mi situación, de que ya no hay vuelta atrás».

A la hora de hacer un balance y los recuerdos de su carrera expresó: «Me quedo con muchísimo. Tuve la suerte de empezar a jugar minutos importantes desde muy joven, que es algo que ahora quizás no se ve tanto. Los jóvenes empiezan a jugar con una edad más grande y yo con 19 años era titular en un equipo que peleaba el campeonato, entonces se podría decir que mi carrera fue un poquito más temprano que la del resto. Además, integré Selecciones de formativas con torneos destacados para Uruguay y ni que hablar del montón de personas que conocí en ese tiempo. No me arrepiento de nada, fue una decisión sumamente pensada y no es que la sufrí. Obviamente hay un período de duelo como todo deportista, pero enseguida retome con otra actividad y junto con mi señora empezamos a tomar otro camino. Como te decía, sigo vinculado al deporte, estoy muy entusiasmado con el curso de entrenador y mirando mucho básquetbol ahora desde otro lado».

Sin lugar a dudas que el plantel de Defensor Sporting campeón de la temporada 2009-10 fue muy significativo en su carrera. Cuando se le consultó acerca de un extranjero dijo: «Nos podemos remontar a ese equipo campeón de 2009-10, que incluso hasta el día de hoy seguimos manteniendo contacto. A nivel de extranjeros, creo que Robby Collum se destaca por encima del resto. Marcó un momento en el básquetbol uruguayo, era algo que no estábamos acostumbrados a ver, un tipo que no parecía jugador profesional y sin embargo dejó a propios y extraños con la boca abierta, además de ser una persona formidable».

A la hora de destacar un entrenador, el alero no dudo y eligió a Jauri: «Entrenadores no tuve muchos en mi carrera porque me mantuve muchos años en Defensor y ahí siempre estuvo Gerardo, por lo cual es imposible no nombrarlo. Estuvo mucho tiempo conmigo, más allá de que tuve otros entrenadores en formativas y en los otros clubes».

Por último, recordó a varios de los compañeros que tuvo en ese plantel del Fusionado que se coronó campeón: «Durante esos años en Defensor se trató de mantener un perfil de jugador, donde muchos venían de formativas. Fue un proceso que como te decía antes, ahora es más difícil de ver, con varios jugadores que venían de formativas y se mantuvieron durante varios años compitiendo por el campeonato. Diego Castrillón, Marcos Cabot, Diego García, Diego González, Sebastián Izaguirre, Andrés Aristimuño, fueron muchos jugadores que se mantuvieron varios años y en ese sentido creo que fui un afortunado».




Be the first to comment

Leave a Reply