«Mis jugadores no son así»

Germán Fernández, DT de Trouville, se expresó tras la caída de su equipo en la noche del lunes. Contrarrestó las declaraciones de Leandro, habló sobre el partido, el arbitraje y la situación de Mariani.

Primero habló sobre la lesión y el posible recambio de Mariani: «La intención es poder tener algún jugador que nos pueda aportar lo mismo que Mariani. No está fácil porque los extranjeros que están en el país aún no han cumplido la cuarentena y los jugadores nacionales no es fácil que los equipos lo presten».

Fernández sabe que «Hay poco tiempo, el partido es mañana», pero ya se planificó el mismo «Con lo que hay, ayer pese a la lesión, supimos ser competitivos».

Trouville cambió la cara y el DT lo sabe: «Se dio un paso adelante en todo sentido, competimos contra un gran equipo» comenzó diciendo de la derrota 94-96 de ayer lunes. Además agregó: «Erramos muchos tiros fáciles, bandejas que nos pudieron llevar a ganar el juego».

Luego se metió de lleno en lo que fueron las fuertes declaraciones de García Morales, quien acusó de mal intencionados a sus dirigidos: «Me sorprendieron y molestaron las declaraciones. Somos un equipo muy respetuoso en todo sentido, de la burbuja, dentro del campeonato, de los rivales».

Siguió diciendo: «Me parece normal que haya roces y discusiones en un juego donde las pulsaciones son muy alta. Es una falta de respeto al trabajo que hicimos en todo el año, que salga a decir todo eso puntualmente de los jugadores de Trouville. Ha sido el jugador más cuidado de la Liga por su trayectoria pero no tenía necesidad de hablar de nosotros así».

Además, defendió a capa y espada a sus dirigidos: «El otro día no pasó nada en su jugada con Fausto Pomoli ni ayer pasó nada con Federico (Mariani). Hay que dejar crecer a los jugadores jóvenes, hay que dejar crecer a los que defienden. No hay mala fe, hay un corazón enorme para defender».

Cerró el tema expresando: «Mis jugadores no son así, juegan al basquetbol. Tenemos que enfocarnos en nuestro juego, si entramos en eso en la primera mancha que haya el partido que viene va a ser foul de Trouville. Todos vieron que nosotros no pegamos, defendemos. Tratamos de suplir la falta de talento que tiene Aguada siendo agresivos defendiendo».

A lo último habló del polémico cierre donde el Rojo fue perjudicado en distintos fallos: «Hubieron muchos fallos que nos perjudicaron, si bien perdemos por las bandejas y los trece libres que erramos, hubo tres fallos seguidos que nos perjudicaron. Una falta de Thornton a Mainoldi, Davis pisa afuera y una gran defensa de Marcos (Marotta) que termina con pelota para Aguada. Todo esto no nos permitió llegar a un final cerrado».




Be the first to comment

Leave a Reply