Las buenas ya van a venir…

Nacional venció 95-80 (15) a Urunday Universitario y clasificó a la final de la Liga Uruguaya, cerrando 3-1 la serie. De principio a fin dominó el Tricolor, que estratégicamente confundió a su rival y lo ganó con autoridad a pesar de sufrir una nueva baja como la de Moglia un rato antes de comenzar el cotejo.

Nacional se sobrepuso a las adversidades y venció a Urunday Universitario, siendo muy contundente en el cuarto punto, ganándolo de principio a fin, para obtener el pasaje a la finales de la Liga Uruguaya, buscando, luego de 84 años, un nuevo título de primera división.

A pocas horas del comienzo del cuarto partido, la mala racha Tricolor en cuanto a lesiones tuvo otro capítulo. Un golpe de Santiago Moglia con Charles Mitchell en una práctica, que más tarde se confirmaría la fractura de uno de los huesos de su mano, lo sacaban del cotejo, además de la serie final ante Biguá.

Los regresos de Mitchell y Batista, luego de haber superado la cuarentena por COVID positivo eran una incógnita, pero desde el comienzo del partido el Tricolor no dejó dudas. Zylbersztein incluyó a Larrea como inicial y diferencia de juegos anteriores donde apeló a defensas zonales y combinadas, fue a individual, confundiendo a su rival y pudiendo contraatacar con fluidez.

A esto, sumarle que el regreso de Mitchell fue como si nunca hubiera dejado de jugar, encestó todo lo que tiró. A Urunday se lo vio un equipo bajo de energía y el Tricolor, todo lo contrario, logrando cerrar el primer cuarto 14 arriba (32-18).

El Estudioso volvió a repetir malos números de tiro exterior (7/25) y salvo alguna situaciones donde lastimó desde bloqueos directos, en el primer ingreso de Batista, con Corbin Jackson en la continuación aprovechando segundas oportunidades, nunca hizo pie.

La excelencia de Cabezas jugando desde bloqueos directos, el tradicional goleo de Morrison y los aportes en su rol tanto de Rüsch como de Larrea, disimularon las terceras faltas de Morrison y Mitchell promediando el segundo cuarto, ya que el Tricolor se fue 17 arriba al descanso largo. (52-35).

Para el complemento nada cambió, Nacional propuso algunos momentos de defensa zonal, pero basó su juego defensivo en las referencias individuales con mucho éxito. La figura de Esteban Batista en el poste bajo se acrecentó y los retornos de Mitchell junto a Morrison, junto a un Romero siempre rendidor, terminaron de liquidar un partido al que le sobraron 10’, llegando a tener 25 de máxima el Bolso.

A partir del lunes, Nacional jugará ante Biguá la final de la Liga Uruguaya, con el regreso de Collier, pero con las bajas confirmadas de Moglia y Souberbielle, rezando para que no haya más contratiempos, en una final que será muy atractiva y con un gran contenido estratégico.

MVP: Charles Mitchell

El Oso volvió con toda su calidad a cuestas, anotó todo lo que tiró en el arranque y fue clave para abrir la primera diferencia. Cerró su planilla con 15 puntos (7/10 TC), 9 rebotes y 4 asistencias.

ESTADÍSTICAS

Por cuartos: Nacional 32-18, 52-35, 74-52, 95-80
Jueces: A. Sánchez Varela, J. Dutra, J. Silvera

GALERÍA




Be the first to comment

Leave a Reply