A mi juego me llamaron

Nacional venció 76-69 (7) a Biguá y se puso 2-1 arriba en la serie final de Liga Uruguaya. Controlando el ritmo del partido y contando con un cierre soberbio de Dominique Morrison, el Bolso quedó a solamente un triunfo del título.

Nacional quedó a un partido de gritar campeón tras 84 años de sequía, gracias al triunfo en el tercer punto de la serie final.

Biguá llegó al juego con la importante ausencia de Pepo Vidal, que se perderá el resto de la serie. Por ello, Laginestra incluyó desde el comienzo a Hernán Alvarez y colocó a Diego Peña García en lugar de Loriente.

El Tricolor salió a defender de manera individual y obtuvo buenos réditos en el primer cuarto, castigando las pérdidas d eso rival y cargando en la pintura, para irse 6 arriba al primer descanso.

Para el segundo período, el Pato trajo el juego con su receta de siempre, el tiro exterior. Pero tras un minuto solicitado por Zylbersztein, el Tricolor volvió a cargar en la pintura con Mitchell y Collier, llegando a tener hasta 9 puntos de ventaja. Nacional apostó mayoritariamente a la defensa individual, alternando con zona en los momentos que Batista estuvo en cancha.

Sims volvió a sentirse incómodo en el juego, al no contar con el otro generador de juego del equipo, abusó demasiado por momentos del tiro exterior (1/10 en triples), aunque cuando leyó algunas situaciones de bloqueos directos y atacó el aro, fue donde sacó los mayores réditos.

El Bolso siguió controlando el juego en el complemento, Mitchell lastimó abierto y Cabezas, que había sido bien defendido por Loriente, logró anotar tras situaciones de pick and roll, logrando retomar 9 de ventaja.

El regreso de Loriente y una defensa bastante más agresiva de los bloqueos directos, además de un juego más vertical, lo puso de vuelta al Pato en juego. La apuesta al tiro exterior del elenco de Laginestra ya no era tal y el entrenador argentino jugó varios momentos con Rojas/Hatila/Rudd, buscando contrarrestar el poderío en la pintura de rival.

El partido siguió jugándose al ritmo que deseaba Nacional, pero lo fisico comenzó a pesar en ambos planteles. Loriente con algunos puntos importantes, más libres de Sims, permitieron al Pato igualar las acciones, para llegar a un final muy parejo, igualados en 67 a 2’30” del final.

Morrison asumió en el desenlace y no falló, más allá de que Rudd lo tomó en la referencia individual y lo defendió bien. En Biguá algunas pérdidas y una técnica pitada a Loriente por tocar el balón fuera de la cancha antes de que reponga el rival, pusieron 70-69 arriba al Bolso a 30” del final y con la bola.

Nacional consumió los 24”, atacó desde una situación de pick and roll, donde Cabezas asistió a la caída corta a Mitchell, éste con mucha noción de tiempo descargó al lado opuesto para que Morrison la clave de 3 y liquide el juego. Luego ante las reiteradas protestas del banco de Biguá y la descalificación de Pablo Ibón, Morrison terminó de sellar la victoria con libres, para que el Bolso quede a solamente 40’ de gritar campeón.

MVP: Dominique Morrison

El foráneo volvió a mostrar su valía, asumió en el momento clave del partido y no falló. Cerró su planilla con 20 puntos (2/4 en triples) y 3 rebotes.

ESTADÍSTICAS

Por cuartos: Nacional 19-13, 37-32, 59-52, 76-79
Jueces: G. Salgueiro, J. Dutra, A. Haller

GALERÍA




Be the first to comment

Leave a Reply