Francia dio la sorpresa

Con sorpresa incluida se dio comienzo a la actividad del grupo A del baloncesto olímpico varonil ya que en la mañana del domingo Francia dio el batacazo y derrotó 83-76 (7) a Estados Unidos. Además, República Checa venció 84-78 (6) a Irán.

En la mañana del domingo Estados Unidos y Francia se chocaban en uno de los juegos más atractivos que nos puede regalar los Juegos Olímpicos. Los americanos pisaron primero, fueron sumamente agresivos en defensa y pudieron correr la cancha con Jayson Tatum y Kevin Durant como máximos exponentes. En el segundo cuarto Francia ajustó las marcas y fue más agresivo en el juego interior, de esa forma logró achicar  el déficit a seis previo al descanso.

El tercer cuarto fue todo francés, lo ganaron 25-11. Pusieron en aprietos a Estados Unidos dominando en el juego interior. La falta de un interno natural se sintió mucho en el equipo de Popovich. Nando De Colo y Evan Fourier estaban intratables desde la larga distancia y fueron parte responsable del vendaval ofensivo de los galos que los dejó con el liderato en el iluminado. Uno de los factores determinante fue la cuarta falta que cometió Kevin Durant a mediados del tercer cuarto, esto apagó un poco la ofensiva estadounidense.

En los últimos diez reaccionó el Team USA, ajustaron la defensa interior, y comenzaron a mover el balón a gran nivel, encontrando muchos tiros abiertos. Jrue Holiday fue fundamental con un par de triples y dobles en penetración. Pero los de Collet no se dieron por vencidos, Fournier siguió siendo determinante con el tiro exterior, y su seleccionado logró sacar diferencia en los minutos finales, para quedarse con la victoria y quitarle el invicto olímpico de 24 juegos a los Estados Unidos.

El goleador del juego fue el NBA de los Boston Celtics, Evan Fournier, con 28 puntos.

El seleccionado checo comenzó mejor que sus rivales, pero estaban siendo muy erráticos. Su máxima figura, Tomas Satoransky, no encontraba los puntos y estaba muy descuidado con la pelota. En el segundo cuarto encontraron un poco de ritmo anotador y lograron sacar dieciséis puntos de ventaja al descanso. Vale remarcar, que la diferencia de puntos será clave para definir a los mejores terceros, por lo que República Checa estaba obligado a tener una actuación estelar ante Irán.

En el tercer chico comenzaron a aparecer los triples de la mano de Blake Schilb, y el goleo interior con Patrick Auda. Entrando al último período lograron abrir veintiun puntos de renta. Irán nunca se dio por vencido, y arrasó el último período con parcial de 32-17. Behnam Yakhchalidehkordi brilló con un par de bombas cerca del final. Los iraníes fueron bajando poco a poco la diferencia, y llegaron a ponerse a una posesión, pero el seleccionado europeo supo manejar los último minutos para salir victoriosos, aunque con un margen de puntos que probablemente líquida sus esperanzas de clasificar como tercero.

El goleador del juego fue Behnam Yakhchalidehkordi con 23 puntos en un 56% de efectividad.




Be the first to comment

Leave a Reply