Libre como el mar

Lagomar se impuso 71-67 (4) ante Danubio en un partido trabajoso, inclinando las cosas a su favor con un parcial de 7-0 en el cierre a puro libre.

La Franja afrontaba el partido con la baja de Nicoletti por lesión, y de Chervo por cumplir con la cuarentena. No obstante, se las ingeniaba para disimular las ausencias y compensar en base a trabajo en equipo. Álvarez y Rossiello se prendían en la marca, liderando una defensa que permitía correr la cancha junto con Andreoli para plasmar un rápido 7-2 en cancha. En respuesta a esto, los de la costa buscaban apaciguar las aguas con un buen movimiento de pelota; lo que generaba espacios en la pintura muy bien explotados por Macanskas. Además, Counago aportaba lo suyo en el perímetro, poniendo incluso dos libres en el cierre del primer chico para dejar las cosas 16-14 en favor de los suyos.

Amaral y Cardozo saltaron a escena, dándole otra intensidad a la defensa del equipo y siendo otra opción ofensiva en las cercanías del aro. Una defensa zonal de Guido Fernández lograba desactivar este circuito y ganar en confianza, la cual se trasladó en ataque con un mayor criterio a la hora de mover el balón. El pase extra creaba oportunidades que eran transformadas en triples gracias a la muñeca caliente de Andreoli. Por si fuera poco, Varela asumía y generaba a partir del uno contra uno; siendo clave para que Danubio termine el primer tiempo 44-41 por delante en el marcador.

Los dirigidos por Mauricio Rodríguez cambiaron el libreto para la segunda mitad, tirando una presión que se transformaría en una pesadilla para los rivales. Con Perdomo como líder de la manada, no solo lograban ahogar la salida Danubiana; sino que también lograron robar una gran cantidad de pelotas que terminaban en puntos fáciles. Pero en el peor momento de su equipo, Álvarez logró calmar la tormenta con mucho picante desde el perímetro; ratificando que tenía una noche inspirada. Los de la Curva recuperaban oxígeno y la ventaja, entrando al último cuarto 58-54 arriba.

La intensidad y las ganas crecían minuto a minuto, pero el cansancio parecía influir en la toma de decisiones. El juego se hacía impreciso, entreverado y entrecortado; y si bien cada pelota se peleaba como si fuera de oro, el básquetbol brillaba por su ausencia. Las defensas cobraban peaje y ambos equipos entraron en colectivas con varios minutos por jugar, lo que dejaba a los libres como uno de los principales argumentos para quedarse con la victoria. Álvarez colocaba dos libres para poner a Danubio 67-64 arriba con 1:44 minutos por jugar y parecía entornar lentamente el final en favor de su equipo. Sin embargo, la buena puntería de Cardozo y Newsome desde la línea le permitía a Lagomar aprovechar algunos errores de Danubio y sellar el triunfo.

MVP: Martín Perdomo

El base del conjunto de la Costa fue la figura, liderando al equipo desde la conducción y siendo un pulpo en defensa durante sus 34:44 minutos en cancha. Finalizó el encuentro con 11 puntos, 4 rebotes y 2 asistencias; agregando además 6 robos en su cuenta personal.

ESTADÍSTICAS

Por cuartos: Lagomar 18-16, 41-44, 54-58, 71-67
Jueces: R. Olivera, A. Nadruz, M.Galli

GALERÍA




Be the first to comment

Leave a Reply