Catarata de tres puntos

En otra noche iluminada desde 6.75, Eslovenia venció 94-70 (24) a Alemania y se metió en las semifinales de los Juegos Olímpicos. Zoran Dragic brilló con 27 puntos.

Se abrió la actividad de los cuartos de final en el baloncesto olímpico con el duelo entre Alemania y Eslovenia.. Dos equipos de realidades sumamente distintas, y eso se vio reflejado en el encuentro.

El primer cuarto fue de trámite parejo hasta la marca de los cinco minutos, donde el equipo de Doncic colocó un parcial de 17-4 para abrir ventaja de doble dígito. Zoran Dragic (27 puntos, 5/7 triples) estaba intratable, sumado a la buena generación de juego de Doncic. En el segundo chico se recuperó Alemania de la mano de Maodo Lo (11 puntos, 3/6 triples), pero para infortunio de los dirigidos por Henrik Rodl, seguían debajo en el marcador al descanso (44-37).

La segunda parte fue toda de Eslovenia. Se pusieron en modo desquiciado y mataron a los germanos de 6.75. Dragic, Tobey, Cancar, todos aportaban. Los alemanes volvieron a intentar una arremetida con buenos pasajes de Andreas Obst, pero no era suficiente, ya que el conjunto de Sekulic iba a la ofensiva y respondía sin problemas. Eslovenia no tuvo mayores sobresaltos en el cuarto período. Se llevaron el juego y pasaron a semifinales del torneo, donde se enfrentarán a Francia.

El goleador del juego fue Zoran Dragic con 27 unidades. Luka Doncic se fue con 20 puntos, 8 rebotes y 11 asistencias.




Be the first to comment

Leave a Reply