Avalancha azul

Stockolmo derrotó a Danubio en cifras de 81-77 (4) en un juego de locos, recuperándose luego de un comienzo adverso en el que llegó a perder por 23, para mantener su invicto en el campeonato.

Los de la Curva no desaprovecharon ni un segundo y comenzaban el partido con mucha intensidad. Una defensa zonal le permitía neutralizar al rival y malhumorarlo. Planells le daba velocidad al equipo con transiciones rápidas, y cuando no, aparecían Chervo y Andreoli en la pintura. Ambos se volvían incontenibles bajo el aro y, por si fuera poco, también se abrían para lastimar desde el perímetro y colocar un feroz parcial de 26-3; para luego terminar el primer chico 29-7 arriba.

La S despertó y cambó la actitud, creciendo de atrás hacia adelante con una presión alta que le facilitaba robar pelotas y correr la cancha. Giano tomaba la responsabilidad en ofensiva y lideraba un parcial de 12-0 para recuperar la identidad y acercarse peligrosamente en el marcador. Buenos ingresos de Mujica y Rossiello le daba oxígeno al rival y parecía apaciguar la tormenta. No obstante, Galletto apareció en la conducción para que los suyos acorten la brecha y se vayan al descanso largo 38-29 abajo.

Los dirigidos por Guido Fernández cambiaron el libreto para el segundo tiempo y recuperaban la pisada con un movimiento de pelota inteligente y fluido. Planells anotaba y asistía a sus compañeros, mientras que Fernández tomaba la posta y calentaba la muñeca con bombazos a distancia. Sin embargo, Giano mantenía su efectividad frente al aro y ahora encontraba a Curbelo y Galleto como socios para dejar a su equipo a tres (56-53) de cara al último cuarto.

Galleto ponía doble rápido para ponerse a uno. Pero cuando la avalancha azul parecía llevarse todo por delante, Danubio encontró en Mujica y Fernández dos puntales fundamentales para bancar la arremetida rival y recuperar la diferencia con un 8-0. Dandrige no se daba por vencido y asumía a partir del uno contra uno, transformándose en figura cuando la pelota quemaba. Un triple de Pereyra dejaba a su equipo arriba por primera vez en el juego; y si bien se alternaron un par de veces liderando el score, Galletto se iluminó en los instantes finales y selló una nueva victoria para los orientados por Gonzalo Fernández.

MVP: Mateo Giano

El sanducero fue la figura del encuentro, aportando 21 puntos desde el banco. En el peor momento de su equipo, le cambió la cara con minutos claves; anotando cuatro triples en diez intentos. Además, redondeó un gran juego con 3 rebotes, 1 asistencia y 2 robos en 28:18 minutos en juego.

ESTADÍSTICAS

Por cuartos: Stockolmo 7-29, 29-38, 53-56, 81-77
Jueces: A. Bartel, M. Pedreira, A. García

GALERÍA




Be the first to comment

Leave a Reply