De galera y bastón

Con un último cuarto descomunal de Santiago Vidal, Biguá se hizo fuerte en casa y venció 99-88 (11) a Hebraica Macabi para mantener el invicto en el torneo.

Comienzo de partido a pura anotación por parte de ambos equipos. Los de Villa Biarritz comenzaron dañando con Vitor desde el pick and roll asistido por Vidal y luego empezaron a bancar la ofensiva desde más allá de los 6.75 (seis triples en el cuarto). Por su parte, la visita anotaba con DeVaughn en el poste bajo y lanzamientos a distancia de Semiglia y Natesan. En los minutos finales del chico, la segunda unidad del Pato tuvo un buen ingreso y comandó un 8-0 para abrir nueve de ventaja (27-18).

La tónica se mantuvo en los minutos iniciales del segundo período y los dirigidos por Cal estiraron la renta al doble dígito. El Macabeo intentó acercarse en el marcador comandado por Semiglia y Batista pero el local no se lo permitía. Luego de tomarse unos minutos de descanso, Vidal y Sims anotaron entre ambos catorce de los últimos dieciocho puntos de su equipo en el cuarto para que la diferencia de cara al descanso largo fuera de trece: 55-42.

En el tercer cuarto se vio lo mejor de los dirigidos por Fernández, que elevaron el tono defensivo y forzaron a Biguá a bajar sus porcentajes de acierto en el tiro de tres puntos. El goleo del Pato en ese chico dependió casi que en exclusividad de lo que pudiera hacer Sims, quien convirtió once de los trece puntos del equipo. Por el lado del Macabeo, la ofensiva tuvo mayor fluidez, DeVaughn lastimaba tanto cerca del aro como desde el triple (también anotó once unidades en el período) y la brecha se achicó a cuatro para los últimos diez minutos: 68-64.

La paridad se mantuvo durante todo el cuarto final, donde el Macabeo logró igualar las acciones pero nunca pudo pasar al frente. Batista tuvo un gran rendimiento en ambos costados de la cancha, dominando tanto a Vitor como a Johnson y fue bien secundado por DeVaughn en ataque. Sin embargo, Biguá terminó quedándose con el triunfo y el factor diferencial para eso tiene nombre y apellido: Santiago Vidal. El base tuvo un cierre descomunal, anotando trece puntos prácticamente consecutivos en los cinco minutos finales para darle la victoria a su equipo.

El cierre del encuentro tuvo una gran polémica, donde el elenco Macabeo se vio perjudicado. A falta de 15 segundos, el score indicaba 91-88 y Hebraica tenía la pelota en manos de Semiglia. El escolta fue a realizar un cambio de mano cerca de la mitad de la cancha, el balón claramente impactó en el pie de Vidal pero los árbitros no sancionaron nada, el base recuperó la pelota y asistió a Loriente que anotó una bandeja para sentenciar el partido con 10 segundos por jugar. Eso derivó en una catarata de protestas por parte de los integrantes del plantel de Hebraica, que terminó con las expulsiones de Barriola, Semiglia y Fernández. Sims las capitalizó desde la perfección en la línea de libres para establecer el resultado final de 99-88.

MVP: Santiago Vidal

El base volvió a demostrar que está atravesando un gran momento. Fue clave en el último cuarto, anotando trece puntos prácticamente consecutivos cuando las papas quemaban. Finalizó con 21 unidades, 9 rebotes y 8 asistencias en 31:02 minutos.

ESTADÍSTICAS

Por cuartos: Biguá 27-18, 55-42, 68-64, 99-88
Jueces: A. Laulhe, V. García, C. Hirigoyen

GALERÍA




Be the first to comment

Leave a Reply