No es ajeno

La realidad del país también golpea al básquetbol y los equipos comienzan a sufrir bajas por casos positivos de COVID. Hasta el momento, Capitol, Malvín, Trouville y Urunday son los afectados por esta situación.

Los casos en el país comenzaron a subir notoriamente y el básquetbol no fue ajeno a ello. En las últimas horas, tras los retornos a los entrenamientos, los equipos empezaron a tener positivos en sus planteles.

Hasta el momento son trece los casos confirmados en cuatro instituciones distintas. Capitol, Malvín, Urunday y Trouville tienen jugadores positivos y los mismos no podrán ser de la partida el viernes, día en que se reanudará el torneo con la disputa de la undécima etapa en forma completa.

Mismo el día viernes se realizarán test de antígenos a todos los equipos, donde los negativos podrán participar del encuentro de esa noche.

A nivel sanitario, la Liga Uruguaya mantiene el protocolo utilizado en el torneo anterior. Es decir, no se aplazan los partidos y se mantiene el 20-1 en caso de que algún equipo no pueda presentarse. Para poder hacer esto, se deben tener disponibles al menos tres de las ocho fichas mayores posibles, entre nacionales y extranjeros. La gran diferencia es a nivel deportivo, ya que esta temporada hay descensos y por ende, cada punto es importante.

Los jugadores que dieron positivo hasta el momento son:

  • Juan Santiso, Nicola Pomoli y Fausto Pomoli de Malvín
  • Dwayne Davis, Federico Soto, Santiago Fernández y Santiago Tucuna de Trouville
  • Tanksley Efianayi y Corbin Jackson de Urunday
  • Claudio Bascou, Nahuel Amichetti, Davaunta Thomas y Aaron Geramipoor de Capitol (los dos extranjeros previo a viajar de Estados Unidos a Uruguay).




Be the first to comment

Leave a Reply