A uno de la gloria

Golden State Warriors venció 104-94 a Boston Celtics y dejó las finales en jaque. Andrew Wiggins fue la figura con 26 puntos.

Con la serie igualada a 2 se venía un juego 5 bisagra para el resto de las finales. Golden State saltó mejor a la cancha, con un Draymond Green muy activo y buena intensidad defensiva. Los de Kerr lograron sacar ventaja temprano, y pasados los minutos del segundo cuarto la diferencia llegó a la máxima de 18. Boston se mantuvo con vida gracias a un buen parcial de Jayson Tatum que le permitió a su equipo recortar el déficit a 12 antes de irse al descanso.

En contraposición al resto de la serie, el tercer cuarto fue todo de los Celtics. Arrancaron con un 10-0 que los puso rápidamente en juego. Tatum entró en modo inconsciente y fue incisivo en cada posición. Celtics cerró el parcial 35-24 para entrar a los últimos 12, uno abajo.

Golden State se mantuvo con vida gracias a los aportes de Wiggins, Poole, y Thompson, quiénes cubrieron la ausencia goleadora de Curry, que terminó con 16 puntos en un 7/22 en tiros de campo y 0/9 en triples. Sobre el cierre fue Wiggins quién dominó con sus ataques al aro, y de esa.forma los de la bahía lograron una diferencia suficiente para asegurar el partido. El ex Timberwolves terminó con 26 puntos y 13 rebotes. El sexto juego será el jueves.




Be the first to comment

Leave a Reply